Septiembre 2017

VITAMINAS PARA PRESERVAR LA SALUD DE LA PIEL

Principales propiedades y beneficios.

 

El cuerpo humano no puede sintetizarlas, por lo que deben ser aportadas a través de la alimentación. Una excepción es la vitamina D, que se puede formar en la piel con la exposición al sol y las vitaminas K, B1, B12 y ácido fólico, que se forman en pequeñas cantidades en la flora intestinal.

Son sustancias lábiles, pues se alteran fácilmente por cambios de temperatura y pH y, también, por almacenamientos prolongados.

 

Las vitaminas se dividen en dos grupos:

Liposolubles: Se disuelven en grasas y aceites (vitaminas A, D, E y K).

Hidrosolubles: Se disuelven en agua (vitamina C y el grupo de las vitaminas B).

 

Si bien la ingestión de vitaminas en nuestra alimentación ayuda a mejorar las condiciones de la piel, el tratamiento local con

cosméticos que las contengan en concentraciones adecuadas y debidamente estabilizadas, permite aumentar la concentración

regional de estos principios activos, obteniéndose resultados más efectivos e inmediatos.

 

Vitamina A: Retinol

Está presente como tal en los alimentos de origen animal, aunque en los vegetales se encuentra como provitamina A, en forma de carotenos. Los diferentes carotenos se transforman en vitamina A en el cuerpo humano. Se almacena en el hígado en grandes cantidades y también en el tejido graso de la piel (palmas de las

manos y pies principalmente).

Es una sustancia antioxidante, ya que elimina radicales libres y protege al ADN de su acción mutagénica, contribuyendo, por lo tanto, a frenar el envejecimiento celular.

La función principal de esta vitamina es intervenir en la formación y mantenimiento de la piel, membranas mucosas, dientes y huesos.

Uno de los primeros síntomas de insuficiencia es la ceguera nocturna. Otros síntomas son excesiva sequedad en la piel, falta de secreción de la membrana mucosa y sequedad en los ojos debido al mal funcionamiento del lagrimal.

La acción del retinol consiste principalmente en influir en la proliferación y reproducción de las células epiteliales. Su aplicación tópica en cosméticos es adecuada para el tratamiento del envejecimiento cutáneo y la disminución de las arrugas finas y las líneas de expresión, también como restauradora de la piel

fotodañada. Tiene efectos anti-irritantes y antiinflamatorios. Favorece la angiogénesis con el consiguiente incremento del

flujo sanguíneo de la zona tratada, mejorando la nutrición celular.

La vitamina A tópica penetra en la epidermis a través del estrato córneo y de los folículos. Su difusión al estrato córneo es rápida, pero su penetración a capas más profundas de la epidermis y en la dermis es más lenta.

 

Vitamina D: Calciferol

Otorga la energía suficiente al intestino para la absorción de nutrientes como el calcio y las proteínas. Es necesaria para la formación normal y protección de los huesos y dientes contra los efectos del bajo consumo de calcio. Esta vitamina se obtiene a través de provitaminas de origen animal que se activan en la piel por la acción de los rayos ultravioletas B.

El término vitamina se debe al bioquímico polaco Casimir Funk, quien lo planteó en el año 1912. Consideraba que eran necesarias para la vida (vita) y la terminación “amina” porque creía que todas estas sustancias poseían la función amina.

 

Las vitaminas son sustancias orgánicas, de naturaleza y composición variada. Son imprescindibles en los procesos metabólicos que tienen lugar en la nutrición de los seres vivos. No aportan energía, ya que no se utilizan como combustible, pero sin ellas el organismo no es capaz de aprovechar los elementos constructivos y energéticos suministrados por la alimentación.

 

 

Vitamina E: Alfa Tocoferol

Es una sustancia reductora que capta oxígeno con facilidad. Es el protector por excelencia de las membranas biológicas, debido a su actividad antirradical libre.

Actúa acoplándose a los lípidos insaturados de las mismas, evitando así su peroxidación. La célula protegida de esta

manera mantiene su integridad y regula la pérdida de humedad a nivel de la piel.

Se encuentra en la naturaleza formando parte del insaponificable de aceites vegetales, fundamentalmente el de germen de trigo, pero también el de palta, girasol y otros.

La participación de la vitamina E como antioxidante es de suma importancia en la prevención de enfermedades donde existe una destrucción de células importantes. Retarda el envejecimiento celular y acelera la cicatrización.

Por sus características fisicoquímicas, la vitamina E y sus derivados penetran tanto por el estrato córneo como por la vía

transfolicular.

 

Vitamina K

Es una de las vitaminas que más tarde se descubrió, quizá por eso es desconocida entre el gran público.

Existen tres tipos principales de vitamina K:

K1: Es la más eficiente de las tres. Se encuentra en abundancia en hortalizas y verduras.

K2: Es de origen animal, la sintetiza el propio organismo humano a partir de las bacterias del intestino.

K3: Es una variedad sintética de la vitamina K, desarrollada en laboratorio.

La función más importante de la vitamina K es la que desempeña en el proceso de coagulación de la sangre, básico para el desarrollo de la vida. También está estrechamente relacionada con el proceso de formación y desarrollo de los huesos, y su presencia es imprescindible para la fijación del calcio y para la remineralización.

Su función cosmética consiste en mejorar la microcirculación en pieles con rosácea y telangectásias, además de disminuir la coloración violácea de las ojeras.

 

Vitamina C: Ácido Ascórbico

Es un cofactor indispensable en la síntesis del colágeno. Es importante en el crecimiento y reparación de las encías, vasos, huesos y dientes y para la metabolización de las grasas, por lo que se le atribuye el poder de reducir el colesterol. Es un potente antioxidante. Actúa estimulando la biosíntesis del colágeno y otras proteínas de la matriz extracelular.

Provee a la piel de una defensa extra contra las radiaciones UVB y UVA. Tiene acción aclarante, evitando la acumulación de melanina.

La vitamina C en forma de palmitato es mucho más estable que el ácido ascórbico. Por ello, este derivado se utiliza principalmente en preparaciones cosméticas.

 

Vitaminas del grupo B

Desde el punto de vista de la salud de nuestra piel y cabello, nos interesan las vitaminas del grupo B.

B5: Ácido Pantoténico

Desempeña un papel aún no definido en el metabolismo de las proteínas. Interviene en el metabolismo celular como coenzima en la liberación de energía a partir de las grasas, proteínas y carbohidratos. Su carencia produce caída del cabello y calvicie. Se utiliza para el tratamiento de cabellos dañados o debilitados.

En la piel se la usa por sus propiedades epitelizantes y emolientes.

B6: Piridoxina

Actúa en la utilización de grasas del cuerpo y en la formación de glóbulo rojos. Mejora la capacidad de regeneración del tejido nervioso. Ayuda a prevenir enfermedades nerviosas y de la piel. Se emplea en cosmética como antiseborreica y estimulante capilar.

 

El aporte local de vitaminas a través de los cosméticos es un método eficaz de combatir el envejecimiento cutáneo. La posibilidad de incorporarlas en liposomas, miniesferas y otros sistemas de transporte permite su estabilidad por períodos prolongados y su incorporación en concentraciones convenientes, a cosméticos cuyos vehículos sean adecuados a distintos biotipos cutáneos, incluso pieles sensibles.

 



Agosto 2017

BORRAR VERRUGAS PARA SIEMPRE

Un problema médico y estético.

Las verrugas afectan al 10 por ciento de la población mundial y al 20 por ciento de chicos y jóvenes en edad escolar, especialmente entre los 12 y los 16 años. También son más frecuentes en quienes tienen su sistema inmune debilitado (inmunosuprimidos) o aquellos que trabajan con carnes.

Las verrugas pueden afectar emocionalmente a los nenes cuando las lesiones son visibles, especialmente si se localizan en manos y cara, donde sería recomendable una terapia radical. Sin embargo, no todas son malas noticias para los chicos: un reciente estudio reveló que las verrugas desaparecen de forma espontánea luego de dos años sin tratamiento en un 40 por ciento de los niños afectados.

Con todo, también hay que tener en cuenta que, además de durar mucho tiempo, las verrugas pueden ir aumentando en número y tamaño hasta volverse más resistentes a los tratamientos, hecho particularmente notable en pacientes inmunosuprimidos.

Por otra parte, los condilomas y las verrugas son las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes en Estados Unidos, entre otros países. En ese sentido, las verrugas anogenitales son frecuentes en jóvenes sexualmente activos.

 

Para identificar una verruga vulgar, hay que tener en cuenta que se trata de una pápula descamativa y áspera que puede encontrarse en cualquier parte de la superficie cutánea. También puede detectarse gracias a la presencia de unos puntos negruzcos producidos por la trombosis de capilares dérmicos.

Evolucionan con hiperqueratosis y se presentan de forma aislada o en grupos, especialmente en la mano.

Estas lesiones pueden adquirir diversas formas. Pueden ser planas, especialmente cuando se ubican en el dorso de las manos y en la cara. También las hay filiformes, con forma de dedo y varias proyecciones, y situadas en la cara alrededor de la boca, de los párpados y de los orificios nasales. Otras pueden adoptar la imagen clínica de un cuerno cutáneo.

Muchas veces, si se tiene dolor en la planta del pie al caminar, puede tratarse de una verruga. Algunas veces, afecta una porción grande de esa zona, en cuyo caso se está frente a una verruga en mosaico. Las verrugas plantares, por su parte, se caracterizan por estar pobremente definidas y tener un collar queratósico alrededor. Son dolorosas, por el crecimiento dentro de la piel, por lo que molestan al caminar.

Quien tenga una verruga, fue infectado por contacto directo por el virus del papiloma humano (HPV). Hasta la fecha se identificaron más de 100 tipos de HPV, algunos de los cuales pueden dar lugar a tumores.

 

Para tratar el virus que las provoca, primero, hay que prevenir. Para eso, es clave concientizar a los pacientes sobre la importancia de usar preservativo para disminuir las chances de contagio de verrugas genitales. En ese sentido, el 15 por ciento de la población sexualmente activa padece infecciones sub-clínicas.

Aunque, como ya se dijo, en el 40 por ciento de los chicos afectados, las verrugas desaparecen de forma espontánea, eso no significa que en otros casos el tratamiento de estas infecciones no sea problemático. Esto se debe a diferentes razones, una de las cuales es que en la actualidad no se dispone de agentes antivíricos 100 por ciento eficaces para eliminar el HPV, y destruir las verrugas no cura la infección por el virus. Además, precisamente a causa de que en algunos casos las verrugas desaparecen espontáneamente, es difícil medir los resultados de las terapéuticas.

Por otra parte, si se trata de una enfermedad de transmisión sexual, la terapia se ve condicionada por la cadena de transmisión, la necesidad de tratar también a las parejas de los pacientes, y la posibilidad de una recidiva por reinfección. A su vez, está la chance de que la infección dé pie a una transformación maligna, por lo que se indica un seguimiento adecuado.

 

Tratamiento de arrugas vulgares.

El ácido salicílico (AAS) suele ser la clave en este tipo de terapias, al que se lo incluye en diferentes formulaciones que pueden ser aplicadas tanto en la casa del paciente como a través de criocirugía en el consultorio. Sin embargo, ningún método puede anunciarse como uniformemente efectivo.

Por eso, lo primero que se recomienda es iniciar con un procedimiento que no sea doloroso, que puede ser complementado con otro método. Aquí entran la terapia con nitrógeno líquido, la electrocoagulaclón y la aplicación tópica de queratolíticos y retinoides, entre otros compuestos.

Los tratamientos más caros e invasivos deben dejarse como último recurso. Dentro de este espectro entran las aplicaciones intralesionales, la inmunoterapia, el láser y la cirugía.

 

¿Cómo evitar el contagio?

  • Evitar tocar y rosar las verrugas, ya que pueden propagarse a otras zonas del cuerpo. El contagio por contacto suele ser el principal vehículo de contagio.
  • Higienícese las manos después de haber tocado o tratado una verruga.
  • Evite usar los mismos elementos de tratamiento, como lima o piedra pomes.
  • Una alimentación adecuada, rica en frutas y verduras, fortalece sus defensas naturales contra el virus que causa las verrugas: Evite los azucares, incorpore antioxidantes, alimentos crudos y frescos y evitar los alimentos procesados.

Técnicamente la palabra verruga significa “excrecencia callosa”, pero en dermatología se suele usar el término para referirse a lesiones varias. Las verrugas afectan al 10 por ciento de la población mundial y al 20 por ciento de chicos y jóvenes en edad escolar, especialmente entre los 12 y los 16 años.

Aunque muchas desaparecen espontáneamente, otras no son tan fáciles de curar. En esta nota, los mejores métodos para eliminar cada tipo de lesión y olvidarse de una afección demasiado frecuente.

 

 

 

 

 

ÁCIDO SALICÍLICO

El tratamiento tópico con ácido salicílico tiene una tasa de curación del 75 por ciento, en comparación con el 48 por ciento del grupo control. La concentración del compuesto en las formulaciones oscila entre el 5 y el 40 por ciento.

Primero, hay que remojar la piel afectada durante cinco minutos. Luego, se la debe secar y eliminar todo material extraño, para a continuación circunscribir la zona enferma y proteger la piel sana periférica. Luego se aplica el producto sobre la verruga y se cubre. Se recomienda efectuar este tratamiento dos veces por día durante entre tres y 12 semanas.

 

CRIOCIRUGÍA

Este procedimiento se efectúa en consultorio médico y no requiere anestesia ni causa sangrado, aunque la congelación arde o duele un poco, y más aún al momento de la descongelación. Se aplica nitrógeno líquido a una temperatura de 196° C bajo cero, con un hisopo o criospray, hasta lograr un hato de uno a dos milímetros sobre la piel normal.

Se puede repetir cada una a cuatro semanas durante tres meses.

En el caso de las verrugas plantares, prefiero hacer la criocirugía bajo anestesia local. Con este método, se extirpa la lesión completa con dos ciclos de 20 a 30 segundos. La efectividad aumenta si se combina este tratamiento con el uso de

queratolíticos. Las mejores respuestas se obtienen en verrugas vulgares de las manos y en verrugas genitales, especialmente si son pequeñas y no demasiadas.

Es importante advertirle al paciente que el nitrógeno es doloroso y, si las lesiones son grandes, a veces es preferible aplicar anestesia local. Además, este elemento puede producir edema y ampollas, las cuales pueden pincharse con una aguja estéril y hacer toques con alcohol o povidona yodada. A su vez, la crioterapia intensa puede dejar cicatrices, úlceras o discromía.

 

ELECTROCIRUGÍA

En la electrocirugía se destruyen las células clavando la aguja del electrocoagulador en el centro de la verruga hasta que esta “hierva”. Luego se retiran los restos con la cucharita y se electrocoagula la base para que pare de sangrar.

Resulta ideal en verrugas filiformes y se reserva para verrugas recalcitrantes, en especial si son únicas y relativamente grandes. También puede practicarse en pacientes con condilomas genitales.

Es un tratamiento que, por lo general, puede completarse en una sola visita al consultorio médico.

Sin embargo, requiere anestesia y ciertos cuidados previos: lavar con agua y jabón la zona de la intervención y, si se prefiere, cubrirla con vendaje adhesivo.

 

Tratamiento de arrugas plantares.

Son muy difíciles de eliminar. Sin embargo, los retinoides en crema o geles de noche aplicados durante varias semanas pueden ser de gran ayuda. También el 5-fluorouracilo, que se coloca una o dos veces por día durante un mes. Existen diferentes métodos para

deshacerse de este tipo de verrugas, todos complejos y basados en nuevas tecnologías. 

 

LÁSER

En general se aplica bajo anestesia local o general. Se reserva para verrugas muy refractarias, ya que tiene un alto costo y suelen requerirse varias sesiones. Recomendado para verrugas muy "rebeldes" y siempre y cuando la cobertura de salud la incluya dentro de sus prestaciones, o bien si está avalada por un profesional de gran experiencia en el campo.

 

LÁSER DE CO2

El láser de CO2 o dióxido de carbono hace una fototermólisis selectiva que ha probado ser exitosa en verrugas resistentes. Sin embargo, el procedimiento suele ser doloroso y puede dejar cicatriz.

Estudios retrospectivos revelan una tasa de curación del 64% luego de un año con este tipo de láser.

 

DYE LÁSER PULSADO

Hace una fotocoagulación de la neovascularización en forma selectiva, ya que tiene como target la hemoglobina de los vasos que nutren las verrugas. A diferencia del láser de CO2, el dye láser pulsado no deja cicatriz ni hay riesgo de infección por vaporización de la verruga. Diferentes estudios que evaluaron la efectividad del dye láser pulsado después de dos o tres tratamientos reportaron una tasa de curación de entre el 48 y el 93 por ciento.

En otras investigaciones se concluyó que es tan efectivo como la terapia convencional y, debo agregar, mucho más caro, por lo que recomiendo este método como una segunda alternativa para verrugas plantares y como una tercera para las vulgares o las planas.

 

Afortunadamente, cerca del 65 por ciento de las verrugas desaparecen dentro de los dos años posteriores a su detección. En esos casos, no queda cicatriz. En cambio, si se recurre a algún procedimiento para eliminarla, habrá algún tipo de secuela cicatrizal.

Además, para evitar terminar frustrado, hay que saber desde el vamos que varios tratamientos fallarán y la recurrencia es más frecuente de lo que gustaría, principalmente en los inmunodeprimidos.

En ese sentido, las verrugas periungueales y subungueales (por debajo de las uñas) son un reto a la paciencia y a la pericia del dermatólogo, ya que suelen ser más resistentes.

Si uno se somete a un método de eliminación, conviene que este sea practicado por un dermatólogo.

Según dónde se ubique la lesión, el problema puede resolverse en equipo, por ejemplo, con el traumatólogo especialista en pies si las verrugas plantares van acompañadas de anomalías anatómicas.



Agosto 2017

ALOPECIAS

Abordaje médico y cosmiátrico.

Dentro de los tipos y características de alopecias encontramos:

  • Difusas

Es la falta de pelo en todo el cuero cabelludo, de manera generalizada pero no total. Son los pacientes que sin tener una

alopecia total, refieren que se les cae el pelo de todo el cuero cabelludo y lo encuentran en la bañadera, en el piso, en la ropa, etc.

Enumeramos aquí algunas de las causas:

- Déficit nutricional: se incluyen diferentes causas que producen deficiencia alimentaria y, que por supuesto influirá también, en la nutrición del folículo piloso. Los ejemplos son: dietas hipocalóricas,

anorexia y bulimia, síndromes de mala absorción. Es decir, las patologías del aparato digestivo que no permiten una buena absorción de los alimentos.

- Anemias: por falta de hierro o vitaminas como la B12 y el ácido fólico.

- Endocrinopatías: las referentes a la glándula tiroides, hipófisis, suprarrenal. El mal funcionamiento de estas glándulas puede producir como primer síntoma la caída difusa del pelo.

- Estrés: situaciones post-traumáticas emocionales y post-quirúrgicas. Estas tienen por peculiaridad presentarse hasta meses después del episodio dependiendo de la duración del periodo telógeno. Dicho de otra manera, cuando ocurre un episodio traumático el pelo entra en periodo de reposo (telógeno) y cuando el paciente se recupera, nace otro pelo en su reemplazo y empuja al que estaba en reposo. En general el paciente no lo relaciona casi nunca con esta causa.

- Post- parto: el llamado efluvio telógeno post- parto se considera casi como un episodio normal que dura hasta 6 meses luego de parir. Una de las eventuales causas podría ser la deprivación hormonal en el alumbramiento con pérdida de la placenta.

- Post-febril: se presenta generalmente en jóvenes luego de una fiebre alta y sostenida por más de 3 días. Son transitorias y autolimitadas.

- Medicamentosas: ciertos de ellos tienen como efecto colateral la caída difusa de pelo y desaparecen luego de un tiempo de suspendida la medicación. El ejemplo más conocido son los citostáticos, pero la lista es más extensa y se encuentran entre ellos antidepresivos, hipocolesteromiantes, anticoagulantes, la isotretinoina oral y los anticonceptivos.

- Infecciones: las enfermedades infecciosas generalizadas y la sífilis secundaria pueden ser causantes de la caída de pelo y también el motivo de consulta que preocupa al paciente.

En todas estas alopecias se realiza el examen clínico. En la búsqueda de la objetividad siempre es conveniente que el paciente lleve el pelo sin lavar, ya que durante el lavado y peinado se pierden

muchas hebras del cabello.

En segundo lugar se realiza el interrogatorio. Y las preguntas obligadas son si está realizando dietas, si ha tenido partos, si toma medicamentos y cuáles, o si ha tenido causas de estrés emocional o postquirúrgico, si ha tenido fiebre o también si refiere algún síntoma asociado a las patologías descriptas.

Finalmente, y en tercer lugar se solicitan análisis de rutina: un chequeo tiroideo, dosajes de hierro y de proteínas en sangre.

De esta manera nos podremos acercar al diagnóstico de los causales más frecuentes y también al éxito del tratamiento.

Además se obtiene el beneficio de la pesquisa de patologías generalizadas, que pueden presentar como primer síntoma la alopecia difusa; o bien el hallazgo de enfermedades con connotación psiquiatrica como la anorexia y la bulimia.

 

  • Localizadas

Dentro de este grupo se incluyen las que toman determinada región (por ejemplo el área frontoparietal) y las circunscriptas a una zona de tipo placa.

- Alopecia androgenética masculina

Aquí también es importante el interrogatorio. El paciente referirá la mayor parte de las veces que nota menos pelo en las zonas

frontoparietales o el vertex, pero no ve pelo en su ropa o en la almohada. O sea que no constata caída sino menos cantidad de pelo y más fino a medida que pasa el tiempo. Esto es lógico, porque el pelo en estos casos no cae, sino que va habiendo un afinamiento progresivo del mismo, pasando por vello y finalmente la atrofia del folículo piloso y su desaparición. Por supuesto también tendrá antecedentes familiares masculinos, por parte de la

rama paterna o los varones de la rama materna.

- Alopecia androgenética femenina

Esta se presenta luego de los 40 años, también tiene menos pelo en las mismas zonas que la forma masculina. En el interrogatorio

se pesquisan antecedentes familiares de madres o abuelas con las

mismas características. En el caso de las mujeres hay que distinguir la caída difusa de pelo por la menopausia, que con el tiempo se compensa sin pérdida del caudal de pelo; y la forma androgenética donde sí, existe el riesgo de la cantidad de pelo.

- Algunas causas cosméticas

Son las más anecdóticas como el uso de ruleros o peinados muy tirantes que comprometan el cuero cabelludo. Es muy conocida la historia de las chicas en la época de Brigitte Bardot, con su típica

“cola de caballo”, generando imitación por parte de sus coetáneas y el consecuente aumento de consultas por la pérdida de pelo en las zonas frontoparietales.

 

Se entiende por alopecia a la falta o disminución de la cantidad de pelo en aquellas zonas donde se lo posee normalmente. En la actualidad, es un motivo de consulta frecuente que incluye a ambos sexos y a edades diversas. El cabello no ofrece una gran semiología. Sus signos se limitan a la falta de cantidad o, contrariamente, al exceso. Si bien la pérdida puede manifestarse de igual manera en los diferentes pacientes, las causas son muy variadas y pueden ser el primer síntoma de patologías subyacentes.

 

 

 

 

 

- Circunscriptas

Se presentan en forma de placas en cualquier lugar del cuero cabelludo, a veces en la barba y también en el pubis.

Alopecia areata: se presenta como placas únicas o múltiples con falta total del pelo en ellas. Son de causa no conocida, pero se ha podido comprobar la influencia del estrés emocional previo. El examen clínico dermatológico hace el diagnóstico y permite tratamientos que no son exitosos en la totalidad de los casos.

Las tiñas: estas son debidas a infecciones micóticas y puede faltar el pelo en las mismas áreas o presentarse como cortado al ras. Son contagiosas y muy frecuentes en los niños. Se las puede observar en forma de placas únicas o múltiples.

Patologías autoinmunes: pueden presentar placas alopécicas circunscriptas y a veces son alopecias definitivas. Entre ellas y a modo de ejemplo está el lupus discoide u eritematoso.

Traumáticas: se refieren al auto-traumatismo: la tricotilomanía que es el arrancarse pelos de zonas del cuero cabelludo como un fenómeno de autoagresión. Ocurre además con las cejas y pestañas. El arrancado de pelos en los chicos cuando se hace como un castigo y siempre en el mismo lugar puede causar alopecia en placa.

 

Se sabe que desde el punto de vista estrictamente biológico, la falta de pelo de manera exclusiva (o sea no incluyendo su asociación a patologías generalizadas) no tiene importancia; pero desde el punto de vista social y de la imagen que se desea reflejar

frente a los demás la importancia es mucha. El pelo, como “marco de la cara” ha acompañado en su belleza a las actuales y antiguas divas.

La tarea de todos los profesionales es asistir al paciente, que si bien no tiene urgencia de vida, es urgente para él el poder presentarse ante la sociedad con una imagen que no dé como resultado: el rechazo.

 

En la descripción que antecede no se han incluido las alopecias de causa congénita y otras menos frecuentes ya que el objetivo no es realizar una clasificación académica y minuciosa de las mismas, sino, dar los fundamentos para realizar un equipo multidisciplinario que abarque lo máximo posible y resulte en una mejor atención al paciente. 

 

Tratamiento profesional cosmiátrico

El excesivo cepillado puede provocar una alteración en la queratina

capilar, desprendiendo células e incentivando la secreción sebácea de ser un cuero cabelludo seborréico. Con el cepillado a contrapelo, o excesivo, como así la permanentación, decoloración, alisado, etc., se puede originar lo que se denomina “trichorrexis

nodosa”, que consiste en la aparición de pequeños nódulos grisáceos a lo largo de la vaina pilosa. Hay una múltiple fisuración o desilachamiento del tallo capilar que toma el aspecto de 2 pinceles

intrincados, el uno con el otro por sus cerdas opuestas.

Es indispensable el lavado diario con productos adecuados al cuero cabelludo si es seborreico, compensando con acondicionadores

o cremas enjuague si el cabello fuera seco, teñido o castigado por

otras causas. La cosmetóloga puede aconsejar el producto adecuado.

 

En caso de cualquier patología el diagnóstico lo da el médico y es quien determina los procedimientos a seguir. El tratamiento capilar es coadyuvante del médico. Se hacen estudios en laboratorio (médico) que estudia las fases del pelo (anágena, telógena, catágena) y del porcentaje de caída de cada una de ellas. La caída de pelo en fase anágena es la más problemática, ya que esta es la etapa del crecimiento del pelo.

 

  1. Inspección del cuero cabelludo con guantes. Se debe verificar que éste no presente ninguna lesión, micosis (tiñas), descamación excesiva, calidad del pelo, enrojecimiento del cuero cabelludo, etc. De encontrar alguna alteración, no se realiza el tratamiento y se deriva al médico.
  2. El cabello debe estar seco.
  3. Realizar la ficha cosmetológica.
  4. Averiguar qué tipo de tratamientos médicos realizó o realiza y cuál es el diagnóstico de la alopecia.
  5. Proceder a descontracturar al paciente con masajes adecuados sobre zona cervical, cuello, nuca y cabeza.
  6. Pasar alta frecuencia de 1 a 3 minutos sobre cabello seco.
  7. Aplicar Loción Capilar o el medicamento indicado por el médico.
  8. Realizar masajes específicos para facilitar la circulación (tener en cuenta que si es una alopecia por seborrea no deben hacerse masajes en el cuero cabelludo, ya que intensificaría la secreción sebácea).
  9. Utilizar aparatología con fines de provocar hipertermia (ventosas, contracto muscular, masajeadores, etc.). También puede usarse iontoforesis, para la aplicación de las lociones indicadas para el tratamiento.
  10. Aplicar lámpara con radiación UVA, empezando por 1 minuto en la primera sesión, 2 minutos en la segunda, 3 en la tercera y mantener estos durante las 10 sesiones que abarca el tratamiento.
  11. Una vez concluida la cantidad de sesiones indicadas, se deriva al médico nuevamente.

Si el médico lo indica puede realizarse aplicación de luz ultravioleta, usando la lámpara a 60 cm. del paciente y sobre la zona a tratar. Se comienza con 1 minuto, aumentando en cada sesión hasta llegar a 3 minutos que se mantienen hasta terminar

el tratamiento.

En cada sesión es importante evaluar la evolución del paciente y estar atentos a la observación de posibles alteraciones que pudieran manifestarse o agravar la alopecia (micosis, tricotilomanía,

etc.).



Julio 2017

ÁCIDO HIALURÓNICO

Relleno facial seguro.

Es importante primero, destacar los requisitos de un relleno facial:

  • Estéril.
  • No mutar.
  • Maleable.
  • No migrar.
  • No extruirse.
  • No ser tóxico.
  • No ser carcinogénico.
  • Duración prolongada.
  • Inmunológicamente inerte.
  • Fácil de aplicar/fácil de inyectar.
  • Consistencia similar al sitio receptor.
  • Ser biocompatible (no ser rechazado por el organismo).
  • Radiotraslúcido (no interferir con estudios de diagnóstico por imágenes).
  • Ser biodegradable (degradable por enzimas orgánicas o sistema macrofagocitario).
  • Tener aprobación por órgano contralor de insumos médicos nacional (ANMAT) e internacionales (CE de Europa y FDA de USA).

El ácido hialurónico es un polisacárido,  componente fisiológico de todos los organismos vivos. Es idéntico en todos los organismos de todas las especies, por lo tanto es totalmente biocompatible entre las especies que lo poseen. Desempeña importantes funciones mecánicas y de transporte, confiere volumen a la piel y mejora el contorno ocular.

Tiene capacidad hidrofílica (absorbe agua) por lo que es de fundamental importancia a nivel de articulaciones y tendones. La piel es el órgano más extenso de nuestro organismo. Casi el 60% del total del ácido hialurónico corporal se encuentra a nivel cutáneo, siendo una de sus principales funciones la de darle sostén y volumen a la piel. El encargado de producirlo a nivel de la dermis es el fibroblasto, junto con la producción de fibras elásticas y colágenas.

Ya sea por déficit de tejido blando de nacimiento (ej. labios finos) o más frecuentemente por aparición de surcos, arrugas, depresiones favorecidas por el paso del tiempo, acción de la gravedad y por agotamiento en la producción del ácido hialurónico por parte de los fibroblastos, la cantidad de ácido hialurónico propio se hace escasa o insuficiente para resolver por sí sola esta suma de imperfecciones cutáneas.

Actualmente, un médico especialista se encuentra con la posibilidad de elegir una gran gama de materiales para rellenos faciales. Los hay de origen animal o sintéticos, sólidos o líquidos, homólogos (misma especie) o heterólogos (diferente especie), transitorios o permanentes. El ácido hialurónico es un polisacárido,  componente fisiológico de todos los organismos vivos. Es un relleno seguro, eficaz y con efectos inmediatos.

 

 

 

 

 

 

Actualmente existen laboratorios que logran, a partir de fermentación bacteriana, ácido hialurónico de origen sintético.

Esto lo hace un material de relleno seguro, que cumple todas las premisas previamente descriptas. Se puede aplicar con agujas de diámetro muy pequeño (30 G), lo que permite realizar procedimientos sin necesidad del uso de anestésicos locales en la mayoría de los casos.

 

Algunos de los lugares donde más se utiliza este relleno:

  • Delineado de labio.
  • Aumento del volumen de labio.
  • Demarcación del Arco de Cupido (sector medial cutáneo del labio superior).
  • Conformación del Tubérculo Bermellón (sector medial mucoso del labio superior).
  • Relleno de surcos.
  • Relleno de las “Líneas de Marioneta” (continuidad de las líneas de los surcos nasolabiales hacia el mentón).
  • Relleno de arrugas entrecejo.
  • Relleno de “Patas de Gallo”.
  • Relleno de “Arrugas del Fumador” (líneas verticales en el labio superior).
  • Relleno de secuelas cicatrizales.
  • Relleno de arrugas aisladas.
  • Relleno de líneas de expresión.

 

Es una práctica que se puede realizar en un consultorio, guardando las lógicas medidas de asepsia, ambulatoria y de pocos minutos de duración. Como el plano ideal de aplicación es en el espesor de la piel (intradérmico), son escasas las posibilidades de generar un hematoma y por lo tanto asegurar a nuestros pacientes una rápida inserción laboral y social. Otro beneficio de este producto es que el volumen inyectado es igual al volumen final logrado, no hay que esperar para ver los resultados, dando tanto al médico especialista como al paciente la posibilidad de objetivizar la conformidad mutua en el tratamiento o la necesidad de corregir en el momento algún detalle.

 

En general, los diferentes laboratorios y sus representantes en Argentina nos proveen de ácidos hialurónicos sintéticos que nos aseguran una permanencia del resultado cosmético obtenido durante un tiempo mínimo y máximo que varía aproximadamente entre 6 meses y 18 meses. 



Julio 2017

AO-3, octapéptido

Antiarrugas con efecto botulínico.

Las arrugas de expresión (o dinámicas) son un tipo particular de arrugas ligadas básicamente a la contracción muscular repetitiva. Son las primeras arrugas que aparecen, alrededor de los 30 años. Las más típicas comienzan a hacerse visibles en la mitad superior de la cara: patas de gallo, arrugas en la frente, entrecejo, etc. La contracción muscular está estrechamente ligada a la exocitosis neuronal, que es el proceso de liberación del neurotransmisor, es decir la acetilcolina, desde las vesículas sinápticas al espacio sináptico. Para ello son necesarios dos sucesos (Gráficos 1 y 2):

1) Las vesículas deben estar cargadas con acetilcolina.

 

2) Los iones de calcio deben provocar la fusión de la vesícula neuronal (membrana) con el músculo.

El complejo SNARE, que se comporta como un “gancho celular”, está formado por las proteínas VAMP (sinaptrobrevina), Sintaxina y Snap-25 (SyNaptosomal Associated Protein); es esencial para esta liberación de neurotransmisores en la sinapsis ya que captura las vesículas sinápticas portadoras y las fusiona con la membrana celular permitiendo la liberación de neurotransmisores. Desestabilizar al complejo SNARE: la solución La liberación excesiva de señales químicas sobreestimula los músculos faciales. Si se consigue efectuar la descontracción del músculo implicado, la piel retorna a su posición relajada. Algunos péptidos pueden modular o desestabilizar al complejo SNARE, logrando así suavizar estas arrugas. Justamente el Acetyl Octapeptide-3 es análogo del extremo N-terminal de la proteína SNAP, y por ello compite con ésta por una posición en el complejo SNARE, modulando su formación. Al posicionarse el AO-3 en lugar del SNAP-25, el complejo SNARE es desestabilizado ligeramente, las vesículas no pueden anclarse y liberar neurotransmisores de manera eficiente, por lo tanto, la contracción muscular se ve atenuada, previniendo la formación de arrugas. Vale aclarar que el Acetyl Octapeptide- 3 es una alternativa más suave que la toxina botulínica. Actúa sobre el mismo mecanismo de formación de arrugas pero de un modo completamente diferente: mientras que las toxinas botulínicas par(Gráficos 3 y 4)alizan el músculo mediante la destrucción de la proteína SNAP-25, AO-3 relaja el músculo mediante la captura del complejo SNARE. (Gráficos 3 y 4)

El mecanismo molecular involucrado en el envejecimiento de la piel está directamente relacionado con los cambios de conformación de la triple hélice de colágeno, la degradación de los polipéptidos de la elastina y el desorden en el empaquetamiento de la matriz lipídica de la piel. Éstos pueden ser significativamente evitados mediante la modulación de la contracción repetida de los músculos de expresión facial. Y es en este proceso donde justamente se utiliza el activo corrector Acetyl Octapeptide-3 (AO-3), una cadena de 8 péptidos compuestos de aminoácidos naturales, que evolucionó del famoso hexapéptido Argireline. Actúa atenuando la contracción muscular, previniendo la formación de arrugas.

 

 

 

En los ensayos in vivo realizados, como el test de hipoalergenicidad, AO-3 no causó sensibilización en ninguno de los 50 voluntarios. En el caso del test de toxicidad aguda, los valores arrojados fueron DL 50 >”250 mg/kg (ratas). En el caso de los estudios in vitro, como por ejemplo en el test de citotoxicidad en fibroblastos y queratinocitos humanos, no se observó citotoxicidad. En el test de genotoxicidad, los resultados no indican genotoxicidad bajo las condiciones de ensayo. Y tampoco presentó irritación en el test de irritación ocular.

 

Es fundamental destacar que tanto el uso mesoterápico como el intramuscular son de uso médico. La diferencia es básicamente la forma de aplicación, la profundidad y los puntos en donde se introduce la sustancia. Si es aplicación intramuscular, se colocará en el tercio superior del rostro, igual que en el caso de la toxina botulínica. Si la forma de colocación es mediante mesoterapia convencional, se hará en todo el rostro e, inclusive, el cuello. También en contorno de boca y en músculo elevador de labio superior para reducir el pliegue nasogeniano.

 

Mesoterapia

  • Dosis utilizada: 1 ml. por sesión.
  •  Frecuencia: Semanal, quincenal.
  • Aproximadamente 4 sesiones.
  • Modo de uso: Mesoterapia convencional y también puede aplicarse en los puntos de toxina botulínica 0,1 a 0,2 cc. La profundidad de la aplicación oscila entre 2 a 4 mm, dependiendo del punto de aplicación.

Posee un pH 5.5 a 6, puede diluirse con procaína neutra al 1% ó 2% en cantidades iguales. También se puede mezclar con otras sustancias como los oligoelementos, el salicilato de Monometil, silanotriol, ácido hialurónico, etc. El efecto de relajación muscular puede mantenerse entre 2 y 3 semanas.

 

Intramuscular

  •  Dosis utilizada: 1 ml. por sesión.
  •  Frecuencia: quincena, mensual. 
  • Modo de uso: aplicar en los puntos de toxina botulínica 0,1 a 0,2 cc. La profundidad de la aplicación es intramuscular y depende del punto adonde se coloca. La aplicación debe ser lenta. Luego, colocar compresas frías y masajear para una buena difusión.

 

Posee un pH 5.5 a 6, puede diluirse con procaína neutra o xilocaína al 1% ó 2% (1 ml. AO3 / 0,2 – 0,3 ml. de procaína o xilocaína). El efecto de relajación muscular puede prolongarse de 2 semanas hasta un mes.



Junio 2017

RIGIN ®

Rejuvenece, hidrata y afirma la piel.

Rigin® es un ingrediente muy potente, un lipopéptido sintético que actúa, en cuanto a la interleuquina 6, del mismo modo que la hormona inmunomoduladora dehidroepiandrosterona (DHEA), aunque sin los riesgos de la estructura esteroide. La DHEA, popularmente conocida como la “hormona de la juventud”, alcanza su máxima concentración natural a los 25 años, y luego decrece paulatinamente con la edad.

Entre sus funciones, regula la acción de la interleuquina 6 (IL6), una citoquina que promueve los procesos de envejecimiento. Por lo tanto, en pieles envejecidas, la concentración de DHEA se ve disminuida y la de IL6, aumentada.

Como la DHEA, entonces, Rigin® sirve para controlar la secreción de la IL6 y reestablecer el equilibrio de las mismas en pieles maduras.

Se puede aplicar tanto en el rostro como en el cuello y escote. Suaviza la piel, la hidrata, la protege y le da firmeza y elasticidad. Sirve, también, para disminuir arrugas.

 

En uno de los estudios que comprueban la efectividad de Rigin®, en el que participaron 17 panelistas, una crema con Rigin® al 3 por ciento fue comparada con un placebo. La aplicación del producto se repitió dos veces al día, durante 28 días, en el cuello y en la mejilla. Luego del período estipulado, se midieron los resultados

a través de una cutometría, y las mejoras fueron contundentes.

La piel del cuello, tratada con Rigin®, se notó un 27 por ciento más elástica y un 40 por ciento más firme, frente a los porcentajes alcanzados por el placebo: 8 por ciento y 22 por ciento, respectivamente. En cuanto a la piel del rostro, los números fueron parecidos: 19,7 por ciento más firme y 17,6 por ciento más elástica, con Rigin®, y 5 por ciento y 5,8 por ciento, con el placebo.

En un mercado muy competitivo, el péptido Rigin® se presenta como una alternativa prometedora. Añadido a un gel o una crema y aplicado dos veces al día, logra efectos parecidos –e incluso superiores– a los de la DHEA, la “hormona de la juventud”. Según estudios clínicos, tras dos semanas, Rigin® produce una piel más hidratada y suave, y luego de cuatro semanas, más firme y elástica. En esta nota, explicamos cómo funciona y cuáles son sus beneficios.

 

 

 

 

 

En otro estudio clínico, que reunió a 15 panelistas, el producto fue aplicado dos veces al día durante 14 días, en el antebrazo. El análisis de imagen descubrió que, con una crema con Rigin®, la rugosidad de la piel disminuyó un 14,2 por ciento y su regularidad aumentó un 23,3 por ciento. En otro caso, esta vez con 16 panelistas, una corneometría demostró que el péptido logró aumentar la hidratación de la piel un 24 por ciento.

 

Si bien Rigin® actúa de manera similar a la DHEA, resulta interesante que el péptido muestre incluso mejores resultados que la famosa “hormona de la juventud”. En una prueba in vitro, sobre un cultivo de queratinocitos, los efectos de una fórmula con Rigin® al 3 por ciento fueron comparados con los de 4 ppm de DHEA (que equivale al nivel fisiológico de la hormona en la piel). Rigin® disminuyó el nivel basal de IL6 un 20 por ciento, mientras que la DHEA sólo llegó a reducirlo un 11 por ciento.

Los niveles de IL6 inducidos por rayos ultravioletas, mientras tanto, fueron disminuidos un 37 por ciento por Rigin® y un 34 por ciento por la DHEA.

Rigin® opera a un nivel profundo, reduciendo el nivel IL6 en los queratinocitos e incluso revirtiendo muchas de las consecuencias que implica la merma en la concentración de la DHEA en la piel, lo que ocurre naturalmente con los años. En tan solo 2 semanas, Rigin® hidrata y suaviza la piel, y en un mes, aumenta su firmeza y elasticidad.

También, promueve la síntesis, por los fibroblastos, de colágeno 1, fibronectina y ácido hialurónico.

 

Todos estos efectos y beneficios hacen de Rigin® un poderoso instrumento antiage. No solo retarda el envejecimiento, sino que hasta le devuelve a la piel algo de su juventud perdida: tras dos semanas de uso, es posible notar una reducción de hasta el 56 por ciento de las arrugas profundas. Tanto para prevenir como para

restaurar, entonces, Rigin® puede sumarse como alternativa cosmética.



Junio 2017

DERMATITIS ATÓPICA EN CHICOS

Un mal cada vez más frecuente.

Es un trastorno frecuente y de distribución mundial que ha ido aumentando en los últimos años. Las personas de nivel socioeconómico alto, que viven en zonas urbanas o que habitan en países industrializados son más propensas a padecerla. En el 85 por ciento de los casos, aparece antes de los 5 años de edad.

 

Se trata de una dermatosis de origen multifactorial. La presencia de una alteración en la inmunidad en estos pacientes los hace más susceptibles a infecciones virales y bacterianas. Pueden presentar un aumento de la inmunoglobulina E y eosinofilia con activación de mastocitos, lo que produce inflamación cutánea.

La piel de estos pacientes tiende a irritarse fácilmente y a secarse (xerosis), lo cual se relaciona con una alteración de la barrera de la piel con déficit de ceramida en el estrato córneo. Esto origina pérdida transepidérmica de agua y mayor penetración de antígenos, lo que favorece las infecciones.

Existe susceptibilidad genética: un padre con dermatitis atópica tiene posibilidad de transmisión del 60 por ciento, valor que aumenta al 80 por ciento en caso de que ambos padres estén afectados.

 

Los factores desencadenantes son el clima, la sudoración y las infecciones que reagudizan la dermatitis atópica. También el uso de prendas sintéticas o de lana y de otros irritantes como suavizantes para la ropa, perfumes, jabones y cosméticos, los baños prolongados y la exposición a aeroalérgenos colaboran en la aparición de este tipo de dermatitis. Además, la tensión emocional suele repercutir negativamente en la evolución de los pacientes.

El rol de la dieta en la dermatitis atópica es muy discutido, ya que los datos resultan difíciles de estandarizar. Lo que sí se sabe es que existen reacciones de hipersensibilidad, incluso por contacto directo, a determinados alimentos, las cuales podrían desencadenar la dermatitis atópica.

Un 20 por ciento de los pacientes tienen alergia a algún alimento, pero esto no significa que esta sustancia esté interviniendo como factor etiológico decisivo en los brotes de la dermatitis atópica. Por este motivo, son pocos los casos que requieren restricción estricta en la dieta.

 

La dermatitis atópica presenta tres formas clínicas de acuerdo a la edad del paciente:

  • Etapa del lactante y primera infancia, entre los 2 meses y los 3 años de edad. Se caracteriza por la aparición de placas eritematovesiculosas que posteriormente se erosionan y dan lugar a costras. Estas placas se localizan en la cara, especialmente en las mejillas, y pueden presentarse además en cuero cabelludo, superficies extensoras y zona del pañal.

Es un trastorno frecuente y de distribución mundial que ha ido aumentando en los últimos años. La dermatitis atópica es una enfermedad crónica e inflamatoria de la piel, muy pruriginosa, que cursa con brote y remisión y ocasiona trastornos físicos y emocionales tanto en el paciente como en su familia.  En esta nota, cómo prevenir, detectar y tratar esta afección.

 

 

 

La dermatitis atópica es una enfermedad crónica e inflamatoria de la piel, muy pruriginosa, que cursa con brote y remisión y ocasiona trastornos físicos y emocionales. Tiene un claro predominio en la infancia, especialmente en aquellos chicos con antecedentes personales y/o familiares de atopía (asma, rinitis o sinusitis alérgica). 

 

  • Etapa de la infancia, entre los 2 y los 10 años. Existe polimorfismo lesional con lesiones liquenificadas (aumento del tramado normal de la piel), producto del rascado continuo, con engrosamiento e hiperpigmentación de la piel. Durante la reagudización aparecen pápulas, vesículas y erosiones que coalescen y así forman placas en las zonas de flexión y pliegues. El compromiso de los pliegues antecubitales y poplíteos son característicos.
  • Etapa del adolescente/adulto. Las lesiones se localizan en el dorso de las manos y los pies, en párpados y en zonas de flexión.

 

El diagnóstico de la dermatitis atópica se basa fundamentalmente en la observación clínica.

 

Las manifestaciones cutáneas se modifican continuamente, tanto desde el punto de vista morfológico como sintomático. La presencia de piel seca y pruriginosa y el curso crónico con exacerbaciones y remisiones son las principales características de la piel atópica. El prurito o picazón suele ser intenso e incoercible, y puede alterar el sueño y el humor de los niños.

Las lesiones pueden ser agudas, como pápulas o pápulo-vesículas pruriginosas con exudación serosa sobre una base eritematosa, o pueden ser crónicas, con pápulas excoriadas o placas liquenificadas y lesiones residuales hiper o hipopigmentadas.

Existen cuadros clínicos que pueden acompañar la forma típica de la enfermedad, o bien presentarse como formas aisladas. Estos son la pitiriasis alba, la queilitis descamativa, el eccema de las manos y/o los pies, la dishidrosis, el eccema numular y el prurigo.

 

La clave fundamental es educar al paciente y a su familia para que mantengan la piel limpia, suave e hidratada, y así rompan el círculo vicioso picazón-rascado-infección.

El baño diario debe ser corto, con agua templada y productos hipoalergénicos. El secado debe hacerse con palmaditas, sin frotar la piel, ya que esta puede irritarse. A continuación, debe aplicarse un tratamiento tópico para nutrir el tegumento.

Se recomienda vestir prendas de hilo o algodón y evitar los tejidos sintéticos como nylon o poliéster.

La seda y la lana también son potencialmente irritantes. El calor y la sudoración son posibles desencadenantes de brotes de dermatitis, por lo que es aconsejable no usar ropa en cantidad excesiva.

El tratamiento tópico con corticoides debe realizarse bajo supervisión médica, especialmente cuando se trata de pacientes pediátricos, debido al riesgo de los efectos adversos. En casos especiales, se podrán utilizar inmunosupresores tópicos. Los antihistamínicos son útiles para el prurito y también, gracias a su efecto sedativo, para ayudar a los niños que presentan trastornos del sueño.

Los antibióticos se reservan en caso de sospecha de infección cutánea. Cuando los pacientes no mejoran con los tratamientos de primera línea, debe plantearse la necesidad de emplear métodos más agresivos.

No es infrecuente que las familias necesiten el apoyo de psicoterapeutas: el curso crónico produce ansiedad y preocupación en padres y niños.



Mayo 2017

PEELING RÁPIDO

Descamación moderada, piel nueva.

Esta técnica no es dolorosa, se realiza en gabinete o consultorio y dura apenas treinta minutos. Al día siguiente el rostro se ve normal; a los dos días comienza a desprenderse levemente, como plástico fino. Al tercer día la descamación es intensa y al día siguiente ya no se nota nada en el rostro.

Este peeling puede ser hecho con resorcina y ácido salicílico, láctico o retinóico, en concentraciones que pueden variar entre un 5 y un 20%, de acuerdo al criterio del profesional. No se recomienda utilizar en este caso ácido fénico ni fenol ya que son productos muy cáusticos.

Otros profesionales combinan ácidos con polvo de corales marinos del Mar Muerto. El tratamiento puede eliminar marcas de fotoenvejecimiento y otras más sutiles, aportando un brillo al rostro, principalmente mujeres de 30 a 40 años de edad.

 

Antes de aplicar estos ácidos en la piel es necesario utilizar un protector solar con FPS superior a 20, asociado a sustancias hidratantes.

Por otro lado, algunos profesionales preparan la piel una o dos semanas antes (sobre todo las morenas con tendencia a mancharse) aplicando una mezcla de ácido retinóico, hidroquinona y ácido glicirrízico. Esto descama la piel, afinándola y favoreciendo la realización del peeling.

Aunque este peeling tiene muchas ventajas en comparación a tratamientos más invasivos, suele ser necesario repetirlo por lo menos cuatro veces para que los resultados sean muchos mejores.  Y en casos de melasma, se tendrán que realizar entre 8 a 10 sesiones. 

En solo media hora, sin dolor, las arrugas medias y finas desaparecen. La descamación dura dos días. Y la piel luce nueva sin que nadie note que el tratamiento fue realizado.En solo media hora, sin dolor, las arrugas medias y finas desaparecen. La descamación dura dos días. Y la piel luce nueva sin que nadie note que el tratamiento fue realizado.

 

 

 

 

 

 

 

Es necesario aclarar que este peeling no elimina verrugas ni corrige surcos o manchas profundas o antiguas en la piel. Tampoco debe ser aplicado cuando la piel presenta acné inflamatorio; en estos casos primero se tratan los puntos negros y granitos para después evaluar el caso. Pero en general, las marcas de acné son eliminadas con peelings más fuertes.

Este peeling no tiene ninguna contraindicación, a menos que el paciente sea alérgico a alguno de los activos utilizados.

En cuanto al cuidado posterior, es importante el uso de fotoprotección para evitar pigmentarse. En cuanto al uso de cremas hidratantes, pueden usarse sólo si el paciente se siente molesto con la descamación, pero esto puede retrasar el proceso.

 

Hay casos en los que durante la cicatrización la piel puede adquirir una pigmentación más oscura, debido a factores hormonales. En este caso se trata la piel con un producto específico aplicado en consultorio y se debe continuar el tratamiento en domicilio  durante 30 días.

 

Este peeling es ideal para quien trabaja, ante un programa o compromiso inesperado o para quien dispone de poco tiempo.



Mayo 2017

VENCER LAS OJERAS

Del corrector al micro peeling, alternativas para tratar el problema.

La piel del contorno de ojos es la más fina de todo el cuerpo. Ella deja traslucir cualquier congestión vascular y acumulación de melanina, dando una apariencia de cansancio para la mirada. “Se cree que la piel fina de esa región hace que los vasos sanguíneos se tornen más visibles. Cualquier inflamación o vaso- dilatación puede provocar su oscurecimiento. Sin embargo también hay un componente pigmentario involucrado que aún no fue claramente establecido” afirma la cosmetóloga Lidia Musso.

La especialista asegura que hay tres tipos de ojeras:

  • Transitorias, que resultan del cansancio, pocas horas de sueño, estrés físico o emocional.
  • Crónicas, en general determinadas genéticamente. En este caso, el problema suele aparecer en la segunda infancia y adolescencia.
  • Por trastornos alimentarios, causadas por dietas no balanceadas donde se dejan de ingerir sustancias imprescindibles para la oxigenación de la piel.

Cuando las ojeras surgen en la infancia, normalmente están asociadas a un cuadro de alergia.  “Los alérgicos tienen ojeras acentuadas por el hábito de friccionar los ojos” agrega la profesional. “Con la edad el problema tiende a aumentar debido a las alteraciones en la pigmentación y la elasticidad, que devienen del envejecimiento de la piel.” Explica la cosmetóloga.

 

 

Por otro lado, y tal como lo manifiesta la cosmetóloga Beatriz Archiprete, es posible dividir las ojeras en dos grupos de acuerdo a su apariencia: “Las de coloración violácea indican que el componente vascular es el más fuerte y las de coloración castaña son consecuencia de una fuerte pigmentación en la zona”. Es común la combinación de los dos factores, por eso los tratamientos compuestos por varias técnicas son los que alcanzan mejores resultados.

 

 

Algunas sesiones de micro peelings superficiales alternadas con el uso de cremas aclaradoras, constituyen un poderoso arsenal anti-ojeras.

 

Cremas blanqueadoras descongestivas y antirradicales libre, a base de agentes despigmentantes, como la vitamina C, ácido retinóico, y glicólico, hidroquinona, furfuriladenina, ácido kójiko, y arbutim, son de gran ayuda en la batalla contra el oscurecimiento de la piel del contorno de ojos.  En ojeras provocadas por congestión vascular se recomienda la  utilización de un derivado del ácido aceláico (aceloglicina, por ejemplo) que en dosis reducidas se transforma en un vasoconstrictor adecuado para la región de los párpados. La combinación de vitamina K y retinol también blanquea de forma importante la hiperpigamentación.

La piel del contorno de ojos es la más fina de todo el cuerpo.  Ella deja traslucir cualquier congestión vascular y acumulación de melanina, dando una apariencia de cansancio para la mirada. Si bien no es posible erradicarlas por completo, tampoco es necesario perder el sueño a causa de ellas. Del clásico corrector al micro peeling, existen diversas alternativas para tratar este problema.

 

 

 

 

 

 

 

Para los adeptos a los productos naturales, hay diversas alternativas, como cremas para contorno de ojos con elastina, colágeno, aceite de andiroba, aceite de copaíba, extracto de glicólico de aloe vera, y vitaminas C y A, que estimulan la renovación celular, la formación de colágeno y de nuevos vasos sanguíneos. Es necesario aplicarla masajeando la región, de afuera hacia adentro.

El drenaje linfático manual es otra herramienta auxiliar, que reduce la acumulación de líquidos en la región y facilita su eliminación por los vasos linfáticos. La esteticista Archirprete lo recomienda en los tratamientos para mejorar ojeras, antes de aplicar cualquier producto. Sin embargo, todos los tratamientos en gabinete deben complementarse con la prevención primaria, cuidados esenciales y sencillos como dormir bien, alimentarse adecuadamente, ingerir abundante líquido y usar filtro solar.

 

Los peelings químicos más usados son el peeling de Jessner y el peeling de TCA (ácido triclotoacético) combinados. La aplicación causa descamación controlada de la piel y su renovación. Los pigmentos son eliminados y la congestión vascular mejora. El número de sesiones y cuidados luego del procedimiento varían: los peelings superficiales deben repetirse, los peelings medios descaman hasta la capa dérmica y pueden hacerse una sola vez.  En cualquiera de los casos se aplican productos calmantes, como cremas con alfabisabolol, un derivado de la manzanilla que reduce el ardor, la picazón y tiene propiedades antiinflamatorias; la calamina que además de ser calmante es descongestiva, concede a la piel una tonalidad rosada, disimulando el colorado local; e hidrocortisona al 1%, un corticosteroide de baja potencia con actividad antiinflamatoria efectiva. Estas cremas reducen el edema, la irritación y la picazón.

 

El tratamiento correctivo con láser también es da excelentes resultados, tanto para reducir el pigmento melánico como para corregir vasos. La técnica requiere anestesia local y la recuperación puede demorar hasta una semana. El número de aplicaciones depende de la intensidad de las ojeras y de cómo reacciona la piel.  Se debe respetar el intervalo de un mes entre una y otra sesión. Es necesario evitar el sol y usar filtro solar.

La combinación de peeling y láser aumenta los resultados.

 

 

Para aquellas situaciones de emergencia, el mejor recurso es el corrector. Para un buen resultado es importante elegir la tonalidad correcta, que sea liviano y cubritivo. Hay que recordar que como en cualquier marca en la piel que se quiera ocultar, los correctores disimulan solo transitoriamente.



Abril 2017

ICE FOR EYES: COSMÉTICA DE AVANZADA

Frío para tratar los párpados.

Entonces lo ideal es proteger la zona con productos específicos que formen una barrera protectora contra las agresiones externas y actúen dentro de la dermis para mantener y reparar.

 

El envejecimiento involucra procesos inflamatorios y nadie desconoce que para contrarrestar la inflamación se utiliza el frío. Al mismo tiempo, es muy importante el modo de aplicar los productos, debido a que esto puede retrasar o colaborar con el tratamiento.

“Ice for eyes” (frío para los ojos), formulaciones con activos  que presentan excelentes propiedades para abordar la flacidez, la hiperpigmentación, las ojeras, el edema, las bolsas, las arrugas y además proporcionan una hidratación y protección adecuadas frente a las agresiones de los radicales libres y el medio ambiente.

La gama está constituida por 4 formas farmacéuticas diseñadas y desarrolladas especialmente para abordar cada uno de los ya mencionados problemas, con el fin de mejorar el aspecto de los párpados.

 

Gel desmaquillante de siliconas

Se trata de un delicado gel de siliconas seleccionadas, que es inerte y muy apropiado para retirar el maquillaje de los ojos. Se recomienda dejar aplicada una capa fina al ducharse como “impermeabilizante” para proteger la piel del vapor caliente y de la agresión del producto de higiene.

 

Crío-loción antioxidante y restauradora

Es una eficiente loción fría de textura ligera que al ser aplicada deja una estimulante y confortable sensación sobre la piel, descongestionando e hidratando con suave acción tensora. Contiene una balanceada combinación de extractos vegetales y principios activos que le confieren propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, regeneradoras, calmantes y descongestivas. Utilizamos la loción para retirar el exceso de gel desmaquillante.

Los párpados representan un delicado problema ya que la piel que los recubre es muy fina y se torna más sensible mediante el proceso de envejecimiento.

Además se presentan cambios fácilmente visibles en forma temprana. Para contrarrestar los efectos del envejecimiento utilizamos el frío. 

 

 

 

 

Los párpados constituyen una de las zonas más delatoras, pues reflejan más rápido que otras áreas la edad que tenemos. Por esto es  necesario prevenir la aparición de las señales, ya que una vez que se han instalado, el abordaje y los resultados de tratamiento serán más dificultosos.

El viento, la deshidratación, el sol, las deficiencias circulatorias, la falta de descanso, el llanto, como también el exceso de medicaciones y de alcohol, entre otros factores, aceleran el envejecimiento de la delicada piel del contorno de los ojos.

 

Crio-contorno de ojos de uso diurno

Se trata de una novedosa formulación desarrollada específicamente para tratar los más frecuentes e importantes problemas y necesidades que presenta la zona de párpados (edemas, bolsas, ojeras, hiperpigmentación, flacidez, deshidratación, desprotección).  Por otro lado, esta crío- crema gel presenta beneficios sensoriales y de aplicación, fácilmente apreciables por el usuario. Permite una rápida y eficiente absorción del producto.

Es una combinación sinérgica de 3 moléculas activas que disminuyen la permeabilidad de los capilares, aumentan la circulación linfática, disminuyen el fenómeno inflamatorio, y mejoran la firmeza y elasticidad cutánea. El cafesilane disminuye la formación y almacenamiento de triglicéridos; genera una óptima acción lopolítica y reestructurante; logra un efecto antiinflamatorio y antiradicalar; y previene y trata la acumulación de grasa en las bolsas y mejora el estado general de la zona.  El ácido hialurónico estimula la formación de glicosaminoglicanos y favorece la renovación y la redensificación celular epidérmica. El Chromabright es un agente despigmentante, tiene una acción similar a la hidroquinona pero sin su citotoxicidad y con efecto fotoprotector.

 

Crío-crema con Renovage ®

Aumenta la vida útil de la célula, mejorando así sus funciones y la calidad de los tejidos, extendiendo la vida joven de la piel y reduciendo los signos del envejecimiento.  Su fórmula balanceada asegura una completa actividad protectora y restauradora.  De agradable textura y fácil aplicación, lo que facilita la penetración de los principios activos.

Cuenta con acción anti-stress mediante la estabilización de los telómeros; protege y repara el ADN; disminuye la eritosis y el tamaño de los poros.  Tiene efecto antienvejecimiento, detoxificante y mejora la calidad del tejido.

El essenskin es fuente de calcio y aminoácidos; reactiva el metabolismo celular y la síntesis de proteínas,  evitando dermoporosis, fortaleciendo y reestructurando la piel fina y mejorando visiblemente su densidad a nivel dérmico y epidérmico. El lipochroman y el aldenine previenen el estrés oxidativo, y el envejecimiento prematuro de la piel; tienen capacidad de fotoprotección interna frente a los rayos UVA. El Snap-8 y el leuphasyl reducen la profundidad de las arrugas producidas por las expresiones faciales.

 



Abril 2017

ÁCIDOS COSMÉTICOS PARA LA PIEL

Principales propiedades y beneficios.

      La piel se exfolia normalmente, pero con la edad ésta disminuye la velocidad de renovación. Los ácidos son especialmente efectivos para mejorar las marcas de envejecimiento debido al sol, pero además mejoran la hidratación de la piel y también su elasticidad. Este aumento de la exfoliación de la piel también ayuda a disminuir sus manchas.

Los hidroxiácidos pueden penetrar en la dermis, y así estimulan la producción del ácido hialurónico, la densidad del colágeno y la elastina de la piel. Con ello se logra mejorar su capa dérmica. Los AHA, alfahidroxiácidos, son el glicólico, el láctico, el cítrico, el málico o el mandélico. Son hidrosolubles.

      Por otra parte están los BHA, betahidroxiacidos, que son los liposolubles, y tienen más capacidad para penetrar en la piel. Se suelen aconsejar en problemas de acné y poros dilatados. Generalmente son menos irritantes que los AHA, como puede ser el ácido salicílico, que a la vez tiene capacidad antiinflamatoria.

 

Es importante tener algunos aspectos en cuenta a la hora de utilizarlos. Debido a su gran capacidad de exfoliación, la piel pierde la capa córnea de células muertas, por lo que está más desprotegida. Eso hace que sea imprescindible aplicar un filtro solar al finalizar el tratamiento, en cualquier momento del año.

Es ideal empezar con concentraciones más bajas y según cómo reaccione la piel, se puede subir la concentración, por ejemplo, comenzar con un 5% de glicólico e ir aumentando.

Es preferible no aplicar estos productos en el contorno de los ojos, labios ni mucosas. Igualmente tampoco debe aplicarse si hay alguna lesión en la piel.

Un exceso de uso de ácidos exfoliantes cosméticos puede provocar irritación de la piel. Muchas veces es preferible combinar varios tipos de ácidos, para mejorar su acción. 

 

Algunos ácidos que podemos nombrar:

 

Ácido azelaico

Ideal para pieles sensibles e inflamadas, como aquellas con rosácea.  Este ácido proviene de la cebada, el centeno y el trigo. 

Se trata de uno de los ácidos más potentes, por lo que se suele usar en problemas de acné, inflamación y manchas. Actúa como antibacteriano, reduciendo la proliferación de las bacterias en los folículos, previniendo las infecciones y las inflamaciones, los temidos granitos.

Aunque es un ácido fuerte, se puede usar en pieles sensibles y muy inflamadas, como puede ser piel con rosácea y acné rosácea, ya que es extraordinario para calmar esta piel. 

Si solo se pretende un ácido para mejorar la piel y como acción antiarrugas, es preferible optar por otro tipo de AHA. Además, se utiliza en cremas despigmentantes, ya que este interfiere en la producción de melanina, por lo que se puede usar también en casos de melasmas o pecas.

 

Ácido cítrico

Es muy antioxidante y da mucha luminosidad a la piel.

Proviene de los frutos cítricos. Aunque también puede obtenerse de la fermentación de azúcares por el hongo Aspergillus Niger.

Al igual que los otros ácidos que se usan también como excipiente, aunque en la etiqueta aparezca este componente, no quiere decir que obligatoriamente tenga acción queratolítica o exfoliante de la piel.

 

Sin embargo, la aplicación directa del ácido cítrico en la piel actúa como los otros AHA, exfoliando y eliminando las capas mas superficiales. Con ello conseguimos que se vea la piel nueva, dando mucha luminosidad e hidratación a la piel, así ésta se ve más cohesionada. 

 

Ácido glicólico

Renovador y 'peeling' por excelencia. Este es quizás el más conocido y más popular de todos los AHA. Usado como antiarrugas y despigmentante junto con otros componentes activos. 

Como los otros AHA, tiene acción queratolítica.

Cuando las concentraciones son más elevadas, hasta el 70%, son solo de uso profesional.

Suele acompañar tratamientos de despigmentación, ya que elimina las capas más externas de la piel y puede penetrar más internamente. Como se trata de un AHA, va a tener la capacidad de mejorar la hidratación de la piel (para esta acción con una concentración de un 5% es suficiente).

Al igual que todos los AHA, ayuda a mejorar la producción de colágeno y que la piel aumente su firmeza. Es preferible usar este ácido durante periodos cortos de tiempo y hacer descansos; así conseguimos la eficacia durante más tiempo.

 

Ácido hialurónico

Hidratante y protector de la piel. Este ácido se encuentra de forma natural en el organismo, formando parte del tejido conectivo.

Tiene la capacidad de absorber mas de 1.000 veces su peso en agua. Así que la función como cosmético de este ácido será principalmente hidratar la piel y al aumentar su volumen cuando absorbe agua. Además, servirá igualmente de relleno de las arrugas, y con ello se logra que las arrugas se vean menos profundas. No tiene acción 'peeling', como sí la tienen los AHA y los BHA.

 

 

Cuando hablamos de ácidos cosméticos, nos referimos a unas sustancias que en contacto con la piel ayudan a su renovación. Al estimular esta exfoliación de la capa córnea de la piel, se potencia a la vez la producción de colágeno.

 

 

Los llamados AHA, alfa-hidroxiácidos, en su mayoría proceden de frutas, aunque también de otros productos principalmente naturales, y ayudan eliminar la capa de células muertas de la piel, ésta se ve más luminosa y rejuvenecida. Estos ácidos actúan a más o menos profundidad dependiendo del tipo de ácido y de la concentración del mismo. 

 

El problema del ácido hialurónico propio es que tiene una vida muy corta y se produce y degrada muy rápidamente. Por ello muchas personas recomiendan la ingesta de éste y su uso tanto en cosméticos vía tópica, como inyectada como mesoterapia o más profunda.

Con la edad, la producción de ácido hialurónico disminuye y éste es uno de los motivos por los que la piel pierde textura y se deshidrata, y aparecen las arrugas en la piel. Aunque no tiene una acción 'peeling' tan importante, estimula la renovación natural de los keratinocitos. 

 

Acido kójico

Despigmentante. Este ácido es algo diferente a los AHA y BHA. Está producido por especies de hongos, como la penicilina, el acetobacter y el aspergillus. Tiene la capacidad de inhibir algunas enzimas del metabolismo, entre ellas algunos polifenoles, xantinas y aminoácidos responsables de la formación de la melanina. Así se evita la sobreproducción de esta, y en consecuencia, con su uso conseguimos blanquear la piel. Por ello se aconseja usar este ácido cuando hay manchas en la piel puntuales o melasma.

En cosmética se suele combinar con otro tipo de ácidos como el glicólico, que al exfoliar la piel mejora esta acción despigmentante, en forma de cremas o de lociones y gotas. 

 

Ácido láctico

Exfoliante para pieles sensibles. Se obtiene de la fermentación de la lactosa por las bacterias. Este ácido lo produce nuestro organismo, sobre todo cuando hacemos ejercicio. 

En cosmética lo encontramos no sólo en cremas sino en jabones, champú y desmaquillantes. Muchas veces, si miramos las composiciones de algunos cosméticos, aparece este ácido, pero no se añade por su acción exfoliante sino como regulador del PH del cosmético, por lo que la cantidad es muy baja y no tendrá esta función.

Este ácido es suave, la piel lo admite fácilmente, por lo que será efectivo para pieles más sensibles. Al igual que los otros AHA tiene acción queratolítica, puede penetrar en las capas más internas de la piel, así también puede mejorar la producción de colágeno y elastina. Se puede combinar con despigmentantes, para eliminar manchas solares.

Mejora la barrera lipídica de la piel, ya que aumenta las ceramidas que contiene, a concentraciones sobre el 5% ayuda a mejorar el tono de la piel. Por lo que es especialmente eficaz en piel seca. 

 

Acido málico

Exfoliante y antiséptico. Este ácido procede de las frutas, como la manzana verde, o del vino. Está en nuestro organismo formando parte de las células corporales.

Entre otras funciones, mejora la salud bucal (estimulando la producción de saliva) y el sistema inmunitario. A nivel cosmético, como se trata de un AHA, mejora la suavidad, luminosidad y firmeza de la piel.

Es un ácido que podemos considerar “suave”, por lo que es recomendable en personas de piel más sensible. En cosméticos suele estar acompañado de otros ácidos para mejorar su efectividad, como puede ser el glicólico o el láctico. Algunos estudios lo combinan con la vitamina C para disminuir el melasma. Comparando con los otros AHA, éste es más parecido al glicólico en cuanto a sus propiedades de hidratación y exfoliación de la piel.

 

Ácido mandélico

Mejora la renovación celular de la piel, especial en pieles inflamadas. Su origen son las almendras amargas, tiene gran capacidad antiséptica y antimicrobiana.

Se trata de otro AHA, por lo que tendrá las mismas acciones de regeneración celular, y estimulación natural de la piel. Ayuda así al igual que los otros ácidos a disminuir las arruguitas finas y es beneficioso frente al fotoenvejecimiento. Este tipo de ácido está especialmente recomendado en personas con manchas por acné y melasma. Ocasiona menos rojeces que otro tipo de ácidos como el glicólico, por lo que se puede usar en piel con rosácea, manchas o inflamaciones e infecciones cutáneas. Se puede usar en pieles especialmente irritadas.

En peelings para el acné, se suele combinar con el ácido salicílico, ya que gracias a su actividad antimicrobiana, mejora estas lesiones, aunque se trate de acné por rosácea.

 

Ácido salicílico

Indicado para pieles acnéicas y con psoriasis. Este ácido es de elaboración sintética aunque la fuente natural es la corteza de los arboles de la familia del sauce. Se trata de un BHA (betahidroxiácido).

Este ácido es el más apropiado para pieles masculinas resistentes, pieles grasas y pieles acnéicas, ya que además de tener la capacidad de penetrar en los poros limpiándolos y “secando” el exceso de grasa también tiene acción antiinflamatoria.

La acción de limpieza del poro evita que se acumulen células muertas y exceso de grasa, evitando así la aparición del acné. Aunque como todos los ácidos en alta concentración puede ser muy irritante, y en estas concentraciones solo se recomienda su uso bajo supervisión médica.

 

 

 

Extractos de: http://www.hola.com



Marzo 2017

QUIMIOTERAPIA Y SENSIBILIDAD CUTÁNEA

Recomendaciones para pacientes y profesionales.

Es importante que ante casos de sensibilidad de la piel, cuando es producida por determinados fármacos o cuando es resultado de intervenciones estéticas (como la cirugía láser) o de  transformaciones temporales por las que atraviesa el órgano cutáneo (independientemente de su biotipo), la cosmetóloga se conecte con otros profesionales y médicos: informarse acerca de drogas que utilizó el paciente o de los procedimientos a los que se sometió. Tender puentes interdisciplinarios esclarecen los casos y alumbran el camino a seguir. El trabajo solitario no siempre es útil, ya que la cosmetóloga debe mantenerse actualizada sobre las terapias y activos más novedosos, no solo para entender los antecedentes del paciente sino también para determinar futuros tratamientos.

 

La quimioterapia puede ocasionar grandes efectos adversos y puede afectar todas las estructuras de la piel. Es una terapia sistémica, es decir, afecta a todo el cuerpo a través de la sangre. A este problema se le suma la pérdida de cabello, alopecia, el tema más estresante ya que se pone en evidencia la enfermedad. Por otro lado, también sufren un fuerte impacto las uñas (se oscurecen y aparecen líneas) y las glándulas sebáceas y sudoríparas.

Más allá de los efectos físicos, son igualmente relevantes las huellas subjetivas como la vulnerabilidad del paciente, quien observa sus cambios físicos y perciben cómo afecta su imagen, situación que puede influir en el estado anímico.

No todos los individuos experimentan los mismos efectos secundarios ni la misma intensidad de las reacciones, ya que esto depende del tratamiento, del estado de salud general del paciente y las combinaciones o pautas quimioterapéuticas que se realicen. 

 

La piel es densa en terminaciones nerviosas e inervación. Al ser la prolongación periférica del sistema nervioso, algunos investigadores opinan que es la superficie extrema del cerebro, y consideran que tanto la piel como el cerebro son hermanos nostálgicos. El sistema neurocutáneo influye enormemente en la homeostasis cutánea, en el sistema inmunológico, en la función barrera y en la microcirculación.  

Una quimioterapia puede salvar una vida, y también puede influir negativamente en la piel del paciente. En este artículo, algunos pasos y tratamientos para embellecer y fortalecer la estructura cutánea.

 

La piel muchas veces nos demuestra que los protocolos cosméticos estructurados no siempre son válidos, y que luego de una investigación, el profesional puede realizar tratamientos únicos y personalizados.

 

 

 

 

En un primer paso, es importante la higiene cutánea, sencillo pero fundamental. Se recomienda una limpieza suave, con emulsiones de ingredientes simples (que no deshidraten el estrato córneo), sin perfumes y con agentes calmantes. Se deben evitar las aguas cloradas y los elementos fuertes, como por ejemplo las esponjas. El segundo paso es la tonificación con sustancias descongestivas, libres de alcohol e hidroglicéridas, para disminuir la fragilidad de la estructura cutánea. Se debe aplicar con la mano, no con algodón. Luego, el tercer paso busco mejorar las funciones sensoriales de la piel con neuropéptidos, para preservar el equilibrio y la protección.

La neurocosmética favorece al bienestar de las células epidérmicas. Los neuropéptidos son mensajes imprescindibles en la respuesta inmunitaria cutánea y en los procesos de reparación de los tejidos.

En el cuarto y último paso, se aplican compresas hidroglicéridas con agregados antioxidantes, como la vitamina E que actúa en varios frentes.

Tras este proceso, idealmente, se logra aumentar el umbral de tolerancia de la piel, reducir la incomodidad sufrida por el paciente, reducir la hiperactividad y favorecer al bienestar de la piel y del individuo. A medida que la piel empieza a mejorar, se incorporan antioxidantes, como la vitamina E y C, por el carácter sinérgico de las mismas y porque son importantes para combatir la acción de los radicales libres.

 

En cuanto a los cuidados que el paciente debe observar fuera del gabinete, lo más importante es la protección solar, que incluye el uso de ropa protectora incluso en días nublados y la aplicación de barreras físicas como óxido de zinc o dióxido de titanio. Respecto al maquillaje, recomiendo los hipoalergénicos, los cuales están diseñados para no provocar reacciones alérgicas en los pacientes.

Siempre es importante recordar que cuidar la salud de la piel es también cuidar la belleza.



Febrero 2017

ISOTRETINOÍNA

Tratamiento seguro y efectivo para el acné

Antes de la década del 40 los tratamientos para acné no eran efectivos, ya que no se conocía la etiopatogenia, por lo que el arsenal terapéutico utilizado estaba basado en el empirismo. Por entonces se prescribían pastillas calcio, pequeñas dosis de arsénico y hasta la radioterapia, que dejaba la piel atrofiada. A partir de 1940 empiezan a utilizarse antibióticos como eritromicina y tetraciclinas al comienzo en dosis hasta 2 grs. diarios para luego, con el correr de los meses, disminuirlas hasta 0.5grs. diarios. 

 

En 1955 por primera vez se sintetiza la Isotretinoína (análogo sintético de la Vitamina X). Aunque su utilización en el acné conglobata comienza en Europa en 1976, 4 años después comienza a utilizarse en Estados Unidos.

El estímulo de los andrógenos sobre las glándulas sebáceas es el factor fundamental para el inicio del acné.  Este estímulo produce hipersecreción, aumenta en la queratinización folicular y colonización bacteriana a través del Propiobacterium Acnes.

Justamente la acción de la Isotretinoína ocurre principalmente en la glándula sebácea. Estas tienen receptores específicos para retinoide, reduciendo su tamaña y actividad, con una merma progresiva de la cantidad de sebo producido, a partir de las 4 semanas de iniciado el tratamiento.

Así disminuye la retención del sebo modificando los corneocitos del canal folicular, impidiendo la formación de comedones. También se reduce la presencia de Propiobacterium Acnes a través de la modificación de su hábitat, al igual que merma el proceso inflamatorio disminuyendo la migración de polimorfo nuclear y monocitos.

 

Antes de la prescripción de este tratamiento se deberá realizar un análisis clínico dermatológico exhaustivo y se deben solicitar exámenes de sangre en el que se incluirá el dosaje de encimas hepáticas a través de un hepatograma completo, colesterol y triglicéridos. El mismo se repetirá a la mitad y al final del tratamiento. Solo en caso de que el dermatólogo lo crea necesario estos exámenes se puede realizar con una periodicidad mensual.

En general las lesiones de acné comienzan a aparecer a los 14 y terminan a los 18 o 19 años. La pregunta obligada es: ¿Si el ciclo de la enfermedad comienza y se resuelve – en la mayoría de los casos- espontáneamente por qué tratarlo? Inclusive existen algunos padres que se niegan a llevar a sus hijos al dermatólogo porque consideran que el acné forma parte de los síndromes típicos de la etapa de la adolescencia.  No obstante, es fundamental aclarar que tratar el acné es de carácter obligatorio ya que durante su padecimiento el enfermo sufre consecuencias psicológicas y sociales, además de las secuelas cicatrizales que deja, sobre todo en estadios más graves.

 

 

La dosis indicada para el tratamiento del acné está relacionada con el peso del paciente. Éste deberá acumular al final del mismo entre 120 y 150 mg. por kg. De peso. Esta variación depende de las localizaciones de las lesiones, con una dosis diaria de entre 0,5 a 1mg. kg. de peso, dosis diarias menores pueden ser mejor toleradas, pero el riesgo de recidivas y la duración del tratamiento son mayores.

 

Los efectos colaterales más frecuentes son: sequedad de labios (se deben usar humectantes labiales) de la mucosa nasal (lo que puede ocasionar sangrado leve), xeroftalmia especialmente en aquellos pacientes que usan lentes de contacto y sequedad de piel con leve descamación. Es bastante más raro encontrar cefaleas  y dolores musculares en atletas. La sensibilidad a los rayos solares es mayor, razón por la cual el paciente deberá ser muy cauto con la exposición.

La depilación con cera caliente o con láser puede dejar trazos de hiperpigmentación o cicatrices.

Se han descripto casos de disminución de la visión nocturna. Esto se debe advertir especialmente en pacientes que conducen automóviles.

No podrá concomitantemente tomar suplementos con Vitamina A ya que se intensifican los síntomas de hipervitaminosis.

Se ha observado pseudomotor cerebral en el uso combinado con tetraciclinas.

Solo se puede donar sangre 30 días después de haber finalizado el tratamiento.

               

La contraindicación absoluta para iniciar este tratamiento es el embarazo, ya que existe riesgo de malformaciones fetales o abortos espontáneos, razón por la cual el tratamiento debe comenzar durante el período menstrual o habiéndose realizado un test de embarazo con resultado negativo. Durante el tratamiento se emplearán métodos anticonceptivos eficaces.

Cuando se produce el embarazo mientras la paciente se está tratando, aproximadamente un 60% evoluciona normalmente mientras que en el otro 40% ocurren las situaciones descriptas.

 

Actualmente la Isotretinoína es la droga ideal para tratar los casos graves de acné (nodular o nódulo quístico), siendo segura su prescripción y el control de los pacientes cuando está en mano de médicos dermatólogos.



Febrero 2017

CONTAMINACIÓN MICROBIANA

Segunda parte: origen de la contaminación microbiana.

La acción de los microorganismos puede ocasionar cambios en la apariencia, textura, color, olor; en estos casos el consumidor, al detectar estos signos sospechosos rechaza el producto. Sin embargo, cuando la acción de los microorganismos no es evidenciada por alteraciones perceptibles los sentidos básicos, la salud del consumidor se pone en riesgo, ya sea por irritaciones, infecciones, dermatitis, etcétera. 

La microbiología cosmética es una parte de la microbiología especializada en la evaluación de los productos cosméticos, estudios de los factores que afectan el deterioro de las formulaciones, los métodos de control microbiológico y los principios de prevención y conservación.

Los tipos de contaminación microbiana que pueden observarse en cosméticos son muy variados pero se pueden considerar  los producidos por bacterias, hongos, levaduras y muy eventualmente algas.

 

En las materias primas se impone el control microbiológico ya que de no hacerlo pueden dar origen a un producto contaminado, o contaminar la planta industrial o a otros productos de buen nivel sanitario, o bien al personal que lo manipule. Hay sustancias que se emplean en la elaboración de cosméticos que tienen elevado riesgo ya sea porque son fácilmente aprovechables por los gérmenes o bien porque están muy contaminadas. En el primer caso pueden citarse los proteolizados en general y en el segundo, los productos en polvo como talco, bentonita, féculas, etc.

Los productos en polvo ya mencionados, pueden tener un elevado número de gérmenes entre los que pueden hallarse con bastante probabilidad clostridio sulfito reductores que son indicadores de contaminación fecal, putrefacción y de sustancias orgánicas en descomposición. Las sustancias naturales tanto de origen animal como vegetal, purificadas o no, secas o liofilizadas, pueden hallarse contaminadas con enterobacterias, pseudomonas, estafilococos, estreptococos de origen fecal, gérmenes esporulados, levaduras, mohos, hongos, etc. 

Es muy común que al momento de adquirir productos cosméticos, de cualquier tipo, el consumidor revise las especificaciones del mismo para conocer cuál es la función principal del producto, cuáles son sus activos principales, presentación, tipo de envase y precio. Sin embargo, lo que no es común es revisar los aditivos que llevan. Generalmente se da por hecho que el producto va a tener un tiempo de vida útil prolongado y es seguro para la salud. Se analizan los diferentes conservadores que están comúnmente incluidos en las preparaciones cosméticas, sin embargo las fuentes posibles de contaminación microbiana de los cosméticos son muy numerosas. 

 

 

Tampoco se debe dar por descontado el buen estado sanitario de extractos gliólicos, acuosos, tinturas, productos con cierto grado alcohólico (menos del 20% de EtOH), carmín, aguas florales que pueden presentar abundantes gérmenes de distinto tipo. Las grasas, ceras, gomas sintéticas y aceites, por lo general, suelen contener pocos contaminantes pero no debe olvidarse que son reservorios de microorganismos que pueden pasar a sustancias que le permitan su multiplicación. Entre los productos de origen animal que se emplean en cosmética y que merecen especial atención microbiológica se citan los proteolisados o hidrolisados de proteínas que constituyen un excelente medio de cultivo. Dichos productos pueden ser: hidrolisado de colágeno, de albúmina, de placenta, de elastina, de caseína, etc. 

Entre las materias primas que forman parte de la composición de productos cosméticos, el agua es el constituyente que aparece como principal fuente de contaminación, sobre todo cuando se utiliza después de un proceso de desmineralización con resinas de intercambio iónico. Esta frecuencia puede explicarse igualmente, por el hecho de que no puede haber una multiplicación de gérmenes más que en un producto que lleve consigo una fase acuosa. Principalmente, la diseminación de la contaminación al conjunto de un contenido de un recipiente, se verá facilitada por la presencia de una fase acuosa continua. El empleo de sustancias que se puede biodegradar fácilmente por microorganismos, deterioran los productos cosméticos con el paso del tiempo.

Las bacterias son los agentes contaminantes más frecuentemente encontrados inmediatamente después de la fabricación de los productos cosméticos.  Los hongos inferiores (moho y levaduras) son menos frecuentes. Las Pseudomonas son las bacterias más frecuentemente aisladas en productos cosméticos no utilizados; esta frecuencia se explica por el origen hídrico de estos gérmenes. En segundo lugar se encuentras las Enterobacteriaceae, los Staphylococcus, Micrococcus, Streptococcus, los Bacillus y los Clostridium.

La utilización de materias primas contaminadas generalmente origina un producto final contaminado.  El grado de contaminación de las materias primas depende del origen; las de origen sintético contienen menos microorganismos en relación a las sustancias naturales que están frecuentemente muy contaminadas. El agua utilizada en la fabricación del producto es posiblemente el origen más frecuente de contaminación.



Enero 2017

CONTAMINACIÓN MICROBIANA

Primera parte.

Los tipos de contaminación microbiana que pueden observarse en cosméticos son muy variados pero se pueden considerar los producidos por: bacterias, hongos, levaduras y —muy eventualmente— algas y levaduras.

 

Pueden tener origen en:

  1. Materias primas
  2. Aire
  3. Agua
  4. Personal
  5. Utensillos 
  6. Ambiente

1. Materias primas: Se impone su control microbiológico ya que de no hacerlo, pueden dar origen a un producto contaminado o contaminar a la planta industrial o a otros productos de buen nivel sanitario o al personal que los manipule. Así hay sustancias que se emplean en la elaboración de cosméticos que tienen elevado riesgo ya sea porque son fácilmente aprovechables por los gérmenes o bien porque están muy contaminadas. En el primer caso pueden citarse los proteolisados en general y en el segundo, los productos en polvo como talco, bentonita, féculas, etc. Los productos en polvo ya mencionados, pueden tener un elevado número de gérmenes entre los que pueden hallarse con bastante probabilidad clostridio sulfito reductores que son indicadores de contaminación fecal, putrefacción y de sustancias orgánicas en des-composición. Las sustancias naturales tanto de origen animal como vegetal, purificadas o no, secas o liofilizadas, pueden hallarse contaminadas con enterobacterias, pseudomonas, estafilococos, estreptococos de origen fecal, gérmenes esporulados, levaduras, mohos, hongos, etc. Tampoco se debe dar por descontado el buen estado sanitario de extractos gliólicos, acuosos, tinturas, productos con cierto grado alcohólico (menos del 20% de EtOH), carmín, aguas florales que pueden presentar abundantes gérmenes de distinto tipo. Las grasas, ceras, gomas sintéticas y aceites, por lo general, suelen contener pocos contaminan-tes pero no debe olvidarse que son reservorios de microorganismos que pueden pasar a sustancias que le permitan su multiplicación. Entre los productos de origen animal que se emplean en cosmética y que merecen especial atención microbiológica se citan los proteolisados o hidrolisados de proteínas que constituyen un excelente medio de cultivo. Dichos productos pueden ser: hidrolisado de colágeno, de albúmina, de placenta, de elastina, de caseína, etc. 

 

2. Aire: En general, durante la elaboración de los cosméticos deben evitarse las corrientes de aire, sobre todo si ese aire es portador de polvo ya que —como se sabe— las bacterias y hongos se vehiculizan por partículas que se depositan sobre maquinarias, elementos de trabajo, materias primas, productos en proceso. etc. alterando su calidad higiénica. Como quedó señalado se pueden producir problemas higiénicos atribuibles a la mala calidad del aire ambiente o a la del aire aportado desde el exterior o por turbulencias debidas al abrir y cerrar de puertas y ventanas que levantan polvo del piso. 

Por contaminación microbiana se entiende el pasaje de un germen —patógeno o no— a una sustancia, producto o ser vivo (animal o vegetal). Este término equivale a contagio, que en Higiene se define como el paso de un germen —bacteria, hongo o virus— de un individuo enfermo o portador sano a un sujeto sano. Nos apresuramos a aclarar que un portador sano es aquel sujeto que es capaz de albergar a un germen patógeno sin enfermar pero que puede diseminarlo y propagar la enfermedad.

 

 

 

 

 

El aire acondicionado puede resultar una peligrosa fuente de contaminación. Los aparatos que lo suministran deberían contar con un filtro a fin de procesar previamente el aire que han de enfriar luego. La calefacción puede también ser motivo de problemas ya que mueve el aire provocando corrientes dentro de un ambiente; dichas corrientes van del suelo al techo, luego bajan y así sucesivamente. Este flujo de aire se carga de partículas que se encuentran en el suelo, se diseminan y pueden contaminar a cualquier objeto que se encuentre en el sector de producción. 

Es obvio señalar que periódicamente, deberían controlarse las condiciones higiénicas de cada ambiente exponiendo placas de Petri con medios de cultivo para bacterias y para hongos, de esa manera puede tenerse una idea de la condición microbiológica del aire del sector de producción o de cualquier otro.

 

3. Agua: Es la principal materia prima en las industrias cosmética, alimenticia y farmacéutica. Al mismo tiempo es un fundamental elemento de limpieza y uno de los alimentos más importantes (recordar que el cuerpo animal está constituido por el 75 a 80% de agua).

Por lo general, el agua provista por los servicios sanitarios (municipalidades p. ej.) suele ser de muy buena calidad higiénica pero puede malograrse en el establecimiento fabril por su pasaje por tanques de almacenamiento, cisternas, cañerías que dificultan el libre curso del líquido permitiendo su estancamiento y con ello la multiplicación de los gérmenes. Por lo anotado, se deben evitar cañerías con abundancia de codos, extremos muertos, caños en T, etc. El agua utilizada como materia prima constituye una de las más frecuentes fuentes de contaminación por Pseudomonas aeruginosa (Lepage, C., NCP documenta NQ 221, 8-11, 1996).

El agua desmineralizada o destilada puede presentar poblaciones microbianas a veces considerables ya sea por enterobacterias o por pseudomonas, por consiguiente su calidad higiénica debe ser controlada por lo menos 2 veces por año. En preparaciones sólidas y semisólidas, los gérmenes Gram + tales como micrococos, estafilococos, estreptococos, difteroides, levaduras y hongos son los microorganismos predominantes. Por regla general, los Gram – prefieren medios con abundante agua disponible; en cambio los Gram + —como quedó mencionado— pueden sobrevivir en medios con menor contenido de agua disponible si es que hay nutrientes adecuados. Se aconseja que periódicamente se revisen cañerías que por alguna circunstancia ten-gan mangueras de goma en su recorrido, sobre todo si esas mangueras están forradas en tela. Desde ya este tipo de mangueras debe ser desechado y sustituido por otras de material plástico. El almacenamiento en tanques, el pasaje a través de cañerías, bombas, filtros, ablanda-dores, desmineralizadores, pueden ser fuentes de contaminación del agua, por ello su estado sanitario debe ser revisado periódica-mente. Hay autores que admiten que el 95% de los champúes que presentan contaminación microbiana, reconocen al agua como fuente originaria de dicha contaminación. Se cita el caso de una contaminación por Pseudomonas aeruginosa de varios productos cosméticos en un establecimiento fabril. Su origen era el agua destinada de un tanque en cuyo fondo había un limo de color verde azulado propio del citado germen. Cuando en una fábrica hay un problema de contaminación microbiológica, la pesquisa para detectar su origen debe comenzar en primer lugar por el agua.

 

Revista Cosmética, Publicación de Ciencia y Tecnología Cosmética. Artículo de Susana Mason.



Diciembre 2016

MARCAS POR ESTIRAMIENTO: Estrías

Prevención y tratamientos.

Estas rupturas producen lesiones lineales, generalmente paralelas, que pueden variar de uno a dos centímetros de extensión. Las zonas más afectadas son los muslos, glúteos, abdomen, busto y cualquier otra región de la epidermis, proclive a sufrir estiramiento. Las causas más comunes son el embarazo, el bajar y subir de peso abruptamente, la práctica de ejercicios físicos exagerados y el crecimiento acelerado.

 

Sin duda lo mejor es prevenir. La dermatóloga Débora Amad afirma que “es primordial el control diario. Hay que prestar mucha atención sobre todo en los períodos de desarrollo, aumento de peso o embarazo. Si se tratan en el primer estadio, cuando se forma la inflamación rojiza, las estrías responden bien al tratamiento. “Además es aconsejable el uso diario de cremas para mejorar la textura de la piel, nutriéndola e hidratándola. Por otro lado, hay que evitar el brusco aumento y descenso de peso, y la utilización de ropa excesivamente ajustada.  Además, las regiones más propensas a la estrías no deben ser frotadas, ya que puede precipitar la aparición de las mismas.

Quien presente predisposición al problema debe redoblar los cuidados preventivos.

 

Si bien no es posible eliminar por completo las estrías, las lesiones de aspecto rojizo (recientes) responden muy bien a las terapias. Por su parte, las estrías blancas (más antiguas) son más difíciles de tratar.

Los tratamientos apuntan a estimular la formación de nuevas fibras elásticas; sin embargo la piel jamás vuelve a tener la apariencia anterior. Es necesario hacer un mantenimiento cada seis meses o un año, según el caso. 

 

Algunas opciones de tratamiento:

  • Ácidos: el uso diario de productos a base de ácido retinóico, glicólico, u otro alfa-hidroxiácido puede atenuar las estrías. A largo plazo estimulan la producción de colágeno, mejorando la apariencia de la zona afectada. La concentración de ácidos debe ser definida por un dermatólogo.
  • Peelings químicos: en el peeling, los ácidos (en concentraciones más altas) se usan directamente sobre la piel y causan quemadura química de las estrías. Este proceso acelera la producción de colágeno y disminuye o regula el estiramiento de la piel. Los ácidos más usados son: Retinóico, Glicólico y Ácido Tricoloroacético.

Son pesadilla de las mujeres. Aparecen en las partes más sensuales del cuerpo, como senos y cola, y se renuevan constantemente.  Sin embargo existen innovaciones científicas que brindan novedosas y revolucionarias terapias que prometen atenuarlas e incluso erradicarlas.

 

 

Las estrías son rupturas de las fibras elásticas de la epidermis, responsables de la firmeza de la piel. Normalmente se originan por una distensión exagerada o por alteraciones hormonales. Algunos medicamentos por vía oral o tópicos compuestos por corticoides (en altas dosis) también causan la aparición de estrías.

 

  • Microdermoabrasión: peeling físico. Consiste en el limado de la epidermis a través de la erosión de partículas de cristal o de un aparato de punta diamantada. Remueve las células muertas, descama la piel y estimula la producción de colágeno y elastina. La aplicación dura de 30 a 40 minutos, realizada con un mes de intervalo. Está contraindicado para aquellas personas con tendencia a formar queloide. En promedio son necesarias, por lo menos, tres sesiones.
  • Quantum: a través de un aparato se estimula la formación de colágeno. Esta luz se pasa paralela a la piel, sin tocarla.
  • Subcision: se utiliza una aguja de punta cortante de 3.5 cm de largo por 1mm de grosor, para romper las fibras de colágeno. Es indicado solo para estrías profundas y contraindicado para pacientes con enfermedades o problemas de coagulación.
  • Intradermoterapia: inyecciones en la dermis a lo largo de las estrías. Se inyectan sustancias, la principal es X-ADN, a lo largo de la estría para estimular la producción de colágeno. La única contraindicación es la alergia al producto. La sesiones duran una hora y pueden hacerse hasta dos por semana.
  • Cool Touch: láser no abrasivo. Estimula la producción de fibras elásticas y de colágeno. La epidermis es protegida del calor liberado por el láser, por una puntera enfriada. Se realiza una vez al mes y se recomiendan 6 sesiones. Luego del tratamiento se debe evitar la exposición solar, usar ropa liviana para no irritar la zona tratada y uso diario de una crema hidratante. Contraindicado para mujeres en período lactante o embarazadas.

La cosmetóloga puede contribuir a atenuar las estrías, sobre todo las más recientes.  Según la cosmetóloga Maria Kede “los componentes más eficaces son las fórmulas a base de ácido glicólico o retinóico, asociadas al aceite de rosa mosqueta o cremas de lactato de amonio.” El tratamiento en gabinete incluye la limpieza de la piel con loción de hammamelis y la microdermoabrasión por cristales. Luego, y de acuerdo con la orientación del médico, se puede usar el ácido glicólico. El tiempo indicado para el ácido dependerá del estado de la piel.  Otra opción es el ácido retinóico, en baja concentración, que debe ser aplicado en la piel y permanecer en ella hasta dos horas. La paciente lo retira en su casa con agua. En las siguientes sesiones el tiempo de este ácido aumenta gradualmente hasta alcanzar 5 horas. El último paso es aplicar una crema anti estrías. Se recomiendan de 4 a 7 sesiones cada 15 días.

El resultado es individual. Aunque las estrías no puedan eliminarse completamente, la piel queda hidratada y con vigor, mejorando bastante su aspecto. El éxito del tratamiento depende, en gran parte, de un cambio de hábitos y del constante cuidado en casa.



Diciembre 2016

bronceado total

Dorado sin riesgos.

El sol emite varios tipos de radiación, con diferentes alcances de onda. El uso de protector es esencial en la rutina de cuidados, aún en días nublados porque la radiación solar puede penetrar en la piel hasta un 80%. Además debe ser adecuado al grado de sensibilidad de la piel y debe ayudar a  mantener la humedad natural de la piel.

 

 

Los rayos ultravioleta se dividen en tres tipos: UVA, UVB y UVC.  Los rayos UV rompen las fibras de colágeno y elastina, siendo responsables del envejecimiento precoz de la piel. En casos graves, pueden desencadenar cáncer de piel.

Los rayos ultravioleta A están presentes durante el día y tienen alcance de onda superior al de los otros dos. Atraviesan la capa de ozono y penetran profundamente en la piel, y sus efectos se perciben inclusive en días nublados. Las radiaciones UVA también potencian el efecto de la radiación UVB.

La característica de los rayos ultravioleta B es que tienen una acción limitada a la capa más superficial de la piel, la epidermis. Estas radiaciones son intensas entre las diez y las quince horas, causan quemaduras solares y enrojecimiento. A largo plazo pueden llevar al desarrollo de cáncer de piel, carcinomas y melanomas.

Y los rayos ultravioleta C, son de muy corta longitud de onda y no inciden en la salud porque se retienen en la atmosfera.

Otro tipo de radiación son los rayos infrarrojos que tienen mayor alcance de onda y pueden potenciar los efectos inducidos por las radiaciones ultravioleta. Son responsables del calor proporcionado por la energía solar. En la piel se manifiesta en forma de calor y enrojecimiento.

 

En general las pantallas solares asocian en sus fórmulas filtros físicos y químicos, contra los rayos UVA, UVB y UVC. Pero su función va más allá: tratan la piel a través de hidratantes y sustancias anti radicales libres.

Los filtros solares químicos absorben la radiación UV y protegen contra los rayos UVA (contienen activos como oxibenzona, avobenzona, antralinato de metilo) y contra los rayos UVB (con activos como octil-metoxicinamato, Paba –ácido paraminobenzoico-, octil-dimetil Paba, octil-salicilato y octocrileno).

 

Los filtros solares físicos tienen amplio espectro de protección solar (UVA, UVB y UVC). Crean una barrera que refleja, dispersa o bloquea físicamente la radiación que llega a la piel. Se caracterizan por el bajo potencial de alergia o irritación y son opacos. Se presentan micronizados, casi transparentes.  Los filtros físicos más empleados actualmente son el dióxido de titanio micronizado y el óxido de zinc micronizado. En algunos casos las fórmulas de los fotoprotectores presentan protección anti rayos infrarrojos gracias a la asociación de filtros solares químicos y físicos microparticulados. Al elegir un fotoprotector es importante  considerar si las fórmulas son no-comedogénicas y si resisten al agua y la transpiración.

La palabra clave para un bronceado perfecto y saludable es moderación. Y un buen protector solar que filtre los rayos UVA, UVB y UVC, hidrate la piel y combata los radicales libres. Además, quien desee ganar color rápido puede optar por las técnicas de autobronceado que obtienen un efecto similar, de forma casi instantánea. 

 

 

Todo cuidado es poco en pleno verano. El compañero obligatorio de la temporada, en la piscina, en la playa y también en la calle, es el filtro solar. Por otro lado, gracias a los avances tecnológicos, ya es posible usar camisetas deportivas, viseras y sombreros que contienen bloqueador solar. La novedad, que no elimina el uso de protector, aún es un privilegio para pocos debido a su alto costo. 

 

Los rayos UVB y UVA pueden afectar el ADN de la célula y en consecuencia, todas las estructuras de la piel, que queda con una textura áspera y pierde elasticidad.  Para protegerla mejor, durante el día ,se deben usar productos que contengan filtro solar. Eso no significa, sin embargo, un 100 por ciento de protección: parte de la radiación solar siempre atraviesa la película protectora. 

 

Es fundamental aplicar y distribuir el fotoprotector en forma homogénea, doble capa y aplicarlo 30 minutos antes de la exposición al sol. Usando una única capa el FPS obtenido se hace menos que lo indicado en el envase. El fotoprotector debe ser colocado en todo el cuerpo, reaplicar cada dos horas y siempre al salir del agua. El roce de la toalla o el sudor siempre retiran un poco el producto.  La piel debe protegerse siempre, aunque esté bronceada. Y no es recomendable exponer el envase al sol.

Es preciso saber también que el bronceado debe realizarse en horarios sugeridos por los médicos como los menos nocivos para la piel, de 8 a 10 de la mañana y después de las 16hs. Fuera de este periodo la piel se quema en vez de broncearse, con riesgo de deshidratación, ardor y descamación.

 

Para escoger el protector ideal es preciso considerar el tipo de piel. De normal a seca la forma ideal es la crema, que puede ser grasa o no.  Las formulaciones en gel son ideales en pieles mixtas o grasas.  Las lociones o emulsiones tienen composición libre de óleo, siendo adecuadas para pieles mixtas o grasas. La loción cremosa es mejor para piel normal a seca, mientras el gel-crema que combina sustancias aceitosas y emulsionantes, es indicado para piel normal, seca y mixta. Es importante que la etiqueta indique “hipoalergénico”, “dermatológicamente / oftalmológicamene testeado” y “no comedogénico” (no obstruye los poros). El producto debe ser inodoro para evitar alergias.  Por último, es ideal observar si tiene sustancias hidratantes y activos que combatan los radicales libres, como Vitamina E.

 

Conseguir un bronceado uniforme, duradero y sin daños ya es una realidad. La técnica de bronceado sin sol consiste en la aplicación, con un pincel de aire, de lociones líquidas a base de DHA (dihidroxiacetona)  con elementos hidratantes.  Sobre la piel la sustancia estimula las células de la capa superficial y promueve la coloración.  Si bien no tiene contraindicaciones, no se recomienda a quienes hacen tratamiento dermatológico para eliminar manchas y niños.

A diferencia de los autobronceantes en crema que exigen varia aplicaciones y cuidados para evitar manchas, las formulaciones líquidas dan color de forma casi instantánea, y requieren solo de una exfoliación y limpieza.

 



Noviembre 2016

EL HERPES PUEDE SER CONTROLADO

Causas, prevención y tratamiento.

Es casi imposible contagiarse herpes usando el vaso de alguien que padezca la enfermedad, salvo que se beba del mismo vaso inmediatamente después; por el contrario, la formulación del lápiz labial facilita el transporte del virus. También puede contraerse a través del contacto sexual, desde la etapa de las ampollas hasta el inicio de la cicatrización de la herida.

El virus se aloja en el cuerpo, permanece en estado de incubación y se manifiesta cuando disminuye la resistencia inmunológica. La reactivación de la enfermedad puede ocurrir por exposición al sol, fatiga, estrés, fiebre, y otras infecciones que afecten al sistema inmunológico.

 

Los distintos tipos de herpes se clasifican en:

  • Herpes simple (herpes simplex virus tipo 1) aparece sobre todo en la boca aunque puede manifestarse en otras regiones. La primera manifestación puede ser picazón y ardor local, después las lesiones aparecen en forma de “pequeñas ampollas” sobre una base enrojecida, acompañadas de ardor y dolor. En niños compromete generalmente toda el área interna de la boca.
  • Herpes tipo 2, se localiza en el área genital. Las primeras manifestaciones se dan igual que en el herpes simple. Surge 21 días después de una relación sexual con la persona infectada. En el hombre alcanza a la región perianal o al glande, y en la mujer en la zona de la vulva o la vagina. Paralelamente, los ganglios de la ingle pueden aumentar de tamaño, provocar un estado febril y la micción puede llegar a ser dolorosa.
  • Herpes zoster (herpes virus varicellae o la popular culebrilla) es causado por el mismo virus de la varicela. Se caracteriza por vesículas en la piel, que aparecen en la misma dirección del nervio inflamado. La zona se muestra enrojecida, el dolor es mas intenso que en el caso del herpes simple y se presenta fiebre y escalofríos.  Antes que las lesiones aparezcan se producen hormigueos, puntadas o quemazón debido a la inflamación del nervio. Las lesiones se secan con el correr de los días formando costras. Se manifiestan principalmente en el tórax, aunque también en las extremidades, cuello, punta de la nariz, párpados y frente. Este herpes ocurre solamente una vez. 

Tanto en el herpes simple como en el herpes tipo 2, las ampollas pueden romperse, siendo esta la fase de mayor riesgo de trasmisión debido a la alta carga viral del líquido liberado. Posteriormente se forma una cáscara. El proceso dura entre 7 y 14 días. Después de la primera manifestación el virus se inactiva, pero con el correr del tiempo puede recuperar su actividad; la repetición es menos dolorosa y las crisis tienden a espaciarse.

La medicina aún no descubrió la cura de esta enfermedad, pero hoy es posible disminuir las molestias que provoca, para ello es importante buscar la ayuda de un dermatólogo y dejar de lado los pre-conceptos.

 

 

La aparición de pequeñas ampollas en los labios debe ser siempre un motivo de atención. Y más aún con la presencia de fiebre y dolores corporales. Estas manifestaciones pueden estar anunciando el herpes, una dolencia de la piel causada por un virus. Cuando la enfermedad está activa es altamente contagiosa, pero es importante saber que el virus no puede sobrevivir en objetos. 

 

El herpes no tiene cura, los tratamientos atenúan efectos y reducen el tiempo de inflamación. Los virus tipo 1 y 2 permanecen incubados en el organismo y se pueden manifestar en cualquier momento, una o más veces, dependiendo de las características individuales. El tratamiento consiste en fortalecer el sistema de defensa del organismo para evitar repeticiones, aliviar síntomas y reducir la frecuencia y duración de la crisis. Debe ser iniciado inmediatamente después de la aparición de los síntomas. Las vesículas o ampollas no deben ser pinchadas. El dermatólogo podrá indicar medicamentos de uso local en formas de cremas, soluciones o comprimidos. Existe un aminoácido llamado “lisina” que puede ser usado en dosis elevadas para prevenir reincidencias.  En el caso del herpes zoster, que se manifiesta una sola vez en la vida, el tratamiento consiste en la administración de antivirales potentes por vía oral y antibióticos locales para aliviar los síntomas. 

 

Para evitar el herpes labial no conviene tomar sol en exceso, se recomienda usar sombrero o gorra con visera y protector solar sobre los labios. Es importante cuidarse bien durante las gripes fuertes, que es cuando el organismo está debilitado, así mismo reducir el estrés. Es recomendable además dormir 8hs. por día y evitar el alcohol. Para reforzar el sistema inmunológico se recomienda consumir alimentos a base de zinc (zanahoria y perejil), betacaroteno (repollo y zanahoria), polifenoles (manzana verde y uva), vitamina c y bioflavonoides (frutas cítricas).

 

En caso de asistir a una esteticista, si la enfermedad se manifiesta sobre los labios es preciso evitar el uso de sustancias abrasivas como los ácidos glicólico y retinoico, y suspender los peelings. También es aconsejable interrumpir los tratamientos de limpieza de la piel, porque la eliminación de puntos negros y exfoliantes pueden provocar la difusión del herpes. Si la lesión permanece, aún después de superada la crisis, conviene masajearla usando una crema cicatrizante.

 

 

Siempre es necesario consultar un dermatólogo y como cualquier problema crónico lo mejor es aprender a convivir con él, estando alertas para iniciar un tratamiento apenas surjan los primeros síntomas. El herpes puede ser controlado con una medicación adecuada.